¿Debemos avergonzarnos de nuestros antepasados?

Cuando alguien se lanza a investigar su historia familiar se expone a encontrar detalles de la vida de sus antepasados que desconoce. Cómo dice la película, la genealogía es como una caja de bombones, nunca sabes lo qué te va a tocar. En ocasiones es posible encontrar historias que nos hacen sentirnos orgullosos de nuestros antecesores, pero también puede ocurrir todo lo contrario, quizás alguna de las personas a las que le debemos la vida no fue precisamente un ejemplo para la humanidad.

En los países anglosajones, donde nos llevan décadas de ventaja a los españoles e iberoamericanos en materia de genealogía, existen varios programas de televisión dedicados a averiguar y hacer pública la historia familiar de personajes famosos, deportistas, políticos, artistas… personas conocidas por el gran público que como todo el mundo tienen dos padres y cuatro abuelos.

Recientemente ha salido a la luz el caso del actor Ben Affleck, protagonista en uno de los capítulos del programa Finding your roots (Encontrando tus raíces) que produce en Estados Unidos la cadena pública de televisión PBS.

Ben Affleck - No debemos avergonzarnos de nuestros antepasados

La investigación genealógica pertinente sacó a la luz, entre otros muchos detalles del árbol genealógico del actor que uno de sus antepasados tenía esclavos. Pues parece ser que a Ben Affleck no le gustó ese descubrimiento y pidió a la productora del programa que no se incluyera esa información en la emisión por televisión, creyendo que podría perjudicarle de algún modo.

El caso se ha podido saber gracias a unos documentos recuperados en el año 2014 por el ataque pirata a la compañía Sony Pictures que Wikileaks acaba de publicar.

Finalmente el actor parece haberse dado cuenta del error que supuso intentar esconder una parte del pasado de su familia y ha declarado en las redes sociales que conocer esa historia le dejó “mal sabor de boca y estaba muy avergonzado”.

Antepasado esclavista de Ben Affleck

Es importante entender que, ni para lo bueno ni para lo malo, somos responsables de los actos de nuestros antepasados. Más cercanos o más lejanos, tal es la cantidad de antepasados que tiene una persona que sin ningún tipo de duda en cualquier familia ha habido de todo.

¿Quiénes somos para juzgar a nadie?

Tenemos una facilidad increíble para opinar acerca de los actos de otras personas, pero en el caso de un antepasado debemos tener en cuenta que no conocemos las circunstancias personales que pudieron llevarle a actuar de un determinado modo, y lo más importante: tendemos a ver las cosas desde el punto de vista de nuestra época, pero las costumbres, la moralidad e incluso las leyes han cambiado y eran distintas hace uno o más siglos.

En conclusión, limitémonos a conocer la historia familiar tal como fue y considerémonos afortunados por haber podido conocerla pasado tanto tiempo, sin escondernos si hubo algo que no nos gusta y sin vanagloriarnos en exceso por algo para lo que no hemos hecho ningún mérito.

Al fin y al cabo, igual que el bombón de la caja, tenemos la familia que nos ha tocado.

 

Si te ha gustado el artículo, por favor compártelo en tu red social. Muchísimas gracias !!!

Los nombres más raros de España

En las sesiones de consulta en archivos, cuando tratamos de encontrar antepasados en un intervalo temporal y en una parroquia en concreto, nos encontramos a menudo con la dificultad de que si se trata de un pueblo pequeño. En estos casos la mayoría de sus habitantes son parientes y los nombres y apellidos que aparecen en cada libro se repiten continuamente.

Esta circunstancia, como en muchos otros pueblos, se producía a finales del siglo XIX y principios del siglo XX en Huerta de Rey (Burgos), donde predominaban nombres como Antonio, Juan o Carmen y apellidos como Molinero o Rica.

La existencia de tantos nombres y apellidos iguales complicaba incluso la labor del cartero, ocasionando problemas y confusiones con el reparto del correo, sucediendo algo semejante con Hacienda cuando llegaba la contribución.

Los nombres más raros - Martirologio Romano
Martirologio Romano

La solución a este problema, llegó con la idea que se le ocurrió al secretario del Ayuntamiento y del juzgado entre 1890 y 1930, Adolfo Moreno, que le dijo al alcalde que podían recurrir al Martirologio Romano: el catálogo de los santos, beatos y mártires honrados por la Iglesia Católica.

Esta medida de carácter voluntario sugería la conveniencia de elegir nombres más raros o rebuscados para que no se repitieran tanto. Los padres iban a inscribir al bebé, el secretario cogía el Martirologio Romano, consultaba el santo del día y lo proponía. Otra opción era que los progenitores eligiesen el que más les gustase.

Así comenzaron a venir al mundo bebés que fueron bautizados y/o registrados con nombres como Austringiliano, Aureo, Burgundófora, Cilina, Cancionila, Clodoveo, Evilasio, Evodio, Especioso, Eufronia, Filogonio, Filadelfo, Gláfida, Hermógenes, Hierónides, Ilda, Marceonila, Merenciana, Meuris, Ninfodora, Plautila, Reineira, Sindulfo, Ursicinia, Ubiniano, Vistala o Walfrido.

Con el paso de los años, este municipio burgalés ha logrado ocupar un lugar destacado en la historia de la estadística por tener el mayor número de nombres propios raros de España y del mundo. Su Ayuntamiento tiene contabilizados alrededor de 400 nombres muy poco comunes y han elaborado un listado de nombres raros por orden alfabético.

Han celebrado un Encuentro Internacional de Nombres curiosos o raros y han conseguido inscribirse en el Libro Guinness de los Récords por concentrar a los vecinos con los nombres más raros.

Huerta de Rey nunca ha escondido esta peculiaridad que lo ha hecho único, y sus habitantes no han dudado en ofrecer sus testimonios cada vez que los medios de comunicación han acudido a interesarse por este caso tan particular. Uno de estos vecinos fue Sicilio, hijo de Adolfo Moreno, que continuó la tradición llamando a sus hijos: Tarsicio, Adolfo José, Ludovico Silvino, Filonila, Sicilio Marino, Rolando Bienvenido, Sira Auda y Tobías Wifredo.

Con el paso del tiempo la costumbre se ha ido perdiendo y la mayoría de los jóvenes tienen nombres convencionales e incluso “modernos”, aunque entre las nuevas generaciones también se siguen encontrando nombres raros como los de algunos nietos de Sicilio: Herón, Ibes y Oria.

Los vecinos de Huerta de Rey llevan en general con orgullo sus nombres. A algunos les encantan y disfrutan de esta particularidad, a la que además le encuentran más ventajas que inconvenientes, tales como recibir las cartas sin escribir ni la dirección, a veces sólo con el nombre, sin necesidad de añadir siquiera los apellidos.

Sin embargo, otros relatan las dificultades que les han surgido porque su nombre era difícil de pronunciar o de entender, y algunos reconocen con sentido del humor que su nombre en concreto les parece feo, y se hacen llamar por algún diminutivo, mote o por el nombre “no raro” en caso de tratarse el suyo de un nombre compuesto.

Lo que todos comparten son las anécdotas que les han surgido como consecuencia de tener nombres tan poco comunes, historias con nombre propio como la de un vecino llamado Firmo, que tras ser parado por un guardia para ponerle una multa, le solicitan que la firme, él escribe su nombre, interpretan que se trata de una broma y debe dar más de una explicación para aclarar el malentendido.

El caso de Huerta de Rey es tan especial, que ha servido incluso de inspiración convirtiéndose en protagonista de una campaña publicitaria de una conocida marca de bebidas. Los anuncios publicitarios que allí se rodaron, contribuyeron a seguir promocionando este municipio burgalés y atrajeron a más medios de comunicación al lugar. El mensaje del spot, muy sugerente, invitaba a creer en lo imposible, en la libertad que debería tener cada ser humano para decidir lo que quiere hacer en su vida, incluso poder elegir el nombre que quiere llevar, algo que nos viene impuesto.

¿Qué nombre te pondrías si pudieras elegirlo? El listado de nombres raros de Huerta de Rey sería un buen recurso… también puedes ver este listado de nombres antiguos recopilados durante nuestros estudios genealógicos.

 

Quiero saber mi árbol genealógico – Ayuda

Casi todo el mundo piensa “yo también quiero saber mi árbol genealógico“. De hecho, nosotros somos genealogistas profesionales y queremos ayudarte, pero es importante que veas algunos ejemplos de consultas reales que recibimos todos los días para que no repitas los mismos errores.

Por favor, ten en cuenta que somos expertos en genealogía, pero no adivinos…

Aclaración: Las consultas aparecen tal como las escribieron los usuarios de la web, por tanto no hemos corregido los errores ortográficos.

Consulta:  por favor me pueden decir quienes son mis bisabuelos, urgente, gracias

Podremos decirte quienes son (o eran) tus bisabuelos cuando encontremos la documentación correspondiente, y lo haremos lo más urgentemente posible, pero para ello tendrás que decirnos como mínimo quiénes son tus padres, ¿no?Árbol genealógico

Consulta: Quien eran mis bisabuelos paternos

Lo mismo: ¿Nos explicarás algo sobre tu padre y tus abuelos paternos para que podamos tirar del hilo? Si nos dices alguna fecha y lugar, tampoco estaría mal. Así podríamos ubicarlos en tiempo y país…

Consulta: hola pueden decirme mi descendencia por favor quiero saber. soy pelorrojo pero no muy claro pelirrojo tirando a rubio,blanco,ojos marrones,y de fisico medio ancho. si saben por favor diganmen. gracias !

Tus rasgos físicos quizás sean importantes para la pareja con la que quieras tener descendencia, sin embargo suponemos que lo que realmente quieres saber es tu ascendencia. En este artículo encontrarás la diferencia entre ascendentes (o antepasados) y descendientes.

Por otra parte, podríamos buscar y estudiar una a una todas las fotos antiguas que se conservan alrededor del mundo para intentar encontrar posibles coincidencias con tu constitución, el color de tu piel, de ojos y de cabello para averiguar tu árbol genealógico ascendente, pero no es nuestro sistema. Claramente preferimos buscar documentos a partir de la información que sepas de tu familia, cuando tengas a bien enviárnosla, claro está.

Consulta: quiero saber mi árbol genealógico y la historia de mi antepasado

¿Y nos dirás algo más sobre ti y tus padres? Esperamos que así sea porqué si no tenemos ni siquiera un nombre será algo más que difícil.

Consulta: Necesito saber cual es el antepasado mas lejano de mi familia

Suponemos que te refieres al más antiguo, es decir, el más lejano en el tiempo.

Si es así, alguien podría decirte que fueron Adán y Eva, otros que alguna especie de primates y nosotros creemos que estaría bien que como mínimo nos dijeras algún dato sobre ti para pensar en poder iniciar un estudio genealógico; eso sí, empezaremos por tus padres, abuelos y bisabuelos…documentos para saber mi árbol genealógico

Consulta: Quiero saber de donde procedia mi bisabuelo Jose Fernandez

Fantástico, por fin se entiende que es importante empezar con un nombre y un apellido. Ahora bien, no nos dices en qué época nació tu bisabuelo, ni siquiera el país, ¿es mucho pedir además que nos digas como mínimo el nombre de su mujer y el de algún hijo o hija, no sea que haya existido más de un José Fernández en la historia de la humanidad?

Consulta: como construir un arbol genealogico mas practico y rapido

Lo más práctico y rápido es que rellenes el siguiente formulario de solicitud y nosotros nos ocuparemos de todo http://www.abueling.com/arbol_genealogico_antepasados.php

De esta manera sólo tendrás que dedicar unos pocos minutos para escribir los datos que sepas y ya no deberás preocuparte por nada más, en unas pocas semanas o meses recibirás en tu domicilio la lámina con el árbol genealógico y un precioso libro con la información de tus antepasados.

Consulta: Quiero saber mi desendencia y mis antepasados

Vamos a ver, está muy bien que quieras saber quiénes son tus antepasados, de hecho muchas personas sienten en algún momento de su vida esa curiosidad, la pregunta es si estás dispuesto a aprender cómo averiguarlos y dedicar mucho tiempo a la búsqueda o prefieres encargarnos una investigación genealógica profesional.

Pero que quieras saber tu descendencia… se supone que ya deberías conocerla, ya que estás hablando de tus hijos y nietos.

Consulta: quiero saber todo acerca de como llegué a este mundo

¿De qué estamos hablando, de tu historia familiar o de educación sexual?

Consulta: Quiero Sabes si Puedo ser descendiente de algún Noble español o Italiano hasta Alemán de parte de mis Tatarabuelos Soy Alemana  e Inglesa. Necesito Saber Más de mi Familia.antepasado noble

¿Eres alemana e inglesa pero quieres saber si desciendes de algún español o italiano?¿Y puestos a pedir, que sea noble? Te proponemos que nos des unos mínimos datos para buscar tu árbol genealógico y averiguar quienes fueron tus ancestros, al fin y al cabo, sin ellos tú no existirías, ya fueran nobles o no.

Consulta: busco a mi familia entera

Eso está muy bien, pero sería bueno empezar sabiendo algo acerca de ti y de tus padres. ¿Qué te parece si nos dices al menos tu nombre y apellidos?

 

Quizás esta guía práctica para saber como hacer un árbol genealógico te ayude.

 

Dedicatorias bonitas para Bodas de Oro y Aniversarios.

Regalo para Bodas de Oro


Frases emotivas para dedicar a los Padres o Abuelos:

  • Hace 50 años sembrasteis una semilla con vuestra Boda, día a día la fuisteis regando y cuidando a pesar de las dificultades. El árbol creció y dio sus frutos, de sus ramas salimos vuestros hijos y después vuestros nietos, que os quieren muchísimo, hoy es un árbol frondoso lleno de amor. Queremos agradeceros todos vuestros esfuerzos en estos años y la felicidad que nos habéis dado. ¡Felices Bodas de Oro!Dedicatorias para Bodas de Oro - Regalo Bodas de Oro
  • Un matrimonio excepcional no se da cuando se casa una “pareja perfecta”. Se da cuando una pareja normal aprende a convivir y amarse con sus diferencias. ¡A por 25 años más! Os queremos.
  • El matrimonio es una barca que lleva a dos personas por un mar tormentoso; si uno de los dos hace algún movimiento brusco, la barca se hunde. Durante 50 años habéis conseguido mantener firmes los remos y hacer de la travesía un paseo maravilloso. ¡Feliz 50 Aniversario!
  • Durante 50 años os habéis querido y habéis formado una familia maravillosa. Gracias por estar ahí y ser siempre un ejemplo para nosotros. ¡Enhorabuena por vuestras Bodas de Oro!
  • El amor no es contar los años, sino que los años cuenten. Vosotros lo habéis conseguido y vuestros hijos y nietos estamos muy orgullosos. ¡Feliz 50 Aniversario de Bodas!
  • Todos esos años de matrimonio y felicidad son digno ejemplo para nosotros. Muchas gracias por educarnos y protegernos. ¡Feliz Aniversario!
  • El amor es un sendero que se recorre despacio, disfrutando de cada paso. Hace ya cincuenta años que iniciasteis juntos el camino, con los años llegamos los hijos y más tarde vuestros. Hoy nos reunimos todos para agradeceros todo lo que habéis luchado por nosotros y deciros que no podríamos desear una familia mejor. ¡Muchas felicidades por vuestro 50 Aniversario!

 

Frases emotivas para dedicar a la Pareja:

  • El tiempo pasa rápido, siento como que si fuera ayer cuando te conocí, pero hemos compartido ya media centena de años juntos. Hoy podemos demostrar que cincuenta años no son nada en comparación con todo el amor que tenemos por darnos. Gracias por tu amor y paciencia infinita. ¡Feliz 50 aniversario!
  • Muchas gracias por compartir conmigo cincuenta años de felicidad y comprensión. ¡Te amo!
  • En un día como hoy, hace 50 años comenzó nuestra maravillosa historia. Quiero que sigamos escribiendo los capítulos de nuestro amor durante muchos años más. ¡Felices Bodas de Oro, princesa!
  • En este nuevo año que cumplo a tu lado, te doy las gracias por ser mi compañero, la persona que da sentido a mi vida y el tesoro mas valioso que tengo. ¡Feliz Aniversario!
  • Hoy es un día muy especial porque hace exactamente 25 años que nos casamos y quiero darte las Gracias por tu apoyo, tu amistad y tu amor que me hacen ser la persona más feliz del mundo. ¡Felices Bodas de Plata!
  • Cumplir un año más a tu lado es lo mejor que puedo pedir. Cada año a tu lado es un año lleno de amor, de cosas bellas y de ilusión. ¡Feliz aniversario, princesa!
  • Nunca pensé que sería tan feliz ni que podría amar tanto como te amo. Estos años de matrimonio han sido los mejores de mi vida.  Tú eres y serás siempre el verdadero amor de mi vida. ¡Feliz Aniversario!
  • En estos 50 años que hemos pasado juntos he aprendido que la vida tiene cosas hermosas maravillosas que merecen ser disfrutadas. Soy feliz por haber podido vivirlas contigo y quiero decirte que te quiero con todo mi corazón . ¡Felices Bodas de Oro!
  • Gracias por todo el amor y por toda la felicidad que me das, por ser tan especial para mí y por llenar mi existencia de dicha. ¡Feliz Aniversario!
  • El tiempo ha pasado muy rápido. Tantos años a tu lado no son nada porqué a tu lado soy feliz.Eres y siempre serás el amor de mi vida. Te amo. ¡Feliz aniversario!
  • Mi amor, el único: Eres tú quien me da motivos para seguir, quien me sostiene cuando estoy a punto de caer. Eres mi compañero fiel y eso lo has demostrado todos estos años juntos. Quiero seguir cumpliendo muchos aniversarios más contigo. ¡Feliz aniversario!
  • Gracias por amarme estos años, por soportarme, por consolarme y por hacerme feliz. Te amo mi amor y nunca cambiaría por nada este año juntos. ¡Feliz aniversario!
  • Nunca pensé amar a nadie como te amo a ti y quiero que estos años que llevamos juntos se multipliquen por cien porqué quiero vivir para siempre a tu lado. Te amo. ¡Feliz aniversario, mi amor!
  • Me parece increíble que hayan pasado doce meses desde que te conocí. Me parece increíble haber encontrado a una persona como tú en mi camino. Eres el amor de mi vida. Te amo, ¡Feliz aniversario, cariño!
  • Con cada año que paso junto a ti, me convenzo más de que eres el amor de mi vida. Eres lo mejor de mi vida y quiero vivir muchos años más a tu lado. ¡Feliz aniversario, amor!
  • Me cuesta expresar la felicidad que siento al poder celebrar un aniversario más de nuestra relación. Te quiero mucho,  eres lo mejor que me ha pasado en mi vida. ¡Feliz aniversario!
  • El amor que siento por ti crece cada día que pasa. A tu lado descubro un bello mundo lleno de amor, soy muy dichosa de tenerte en mi vida, gracias por hacerme tan feliz todos estos años. Muchas Felicidades en nuestro aniversario de bodas.
  • Cada vez que me besas siento que todo lo que hay alrededor desaparece, sólo tú haces que se despierten en mi corazón los sentimientos más hermosos. No hay palabras para describir la emoción que siento por cumplir un año más a tu lado. Te quiero.
  • Gracias por quererme, escucharme, comprenderme y convivir con mis defectos durante todos estos años. ¡Feliz aniversario!
  • Nuestro matrimonio es como el buen vino, madura y mejora a medida que pasan los años. Brindemos por muchos más años juntos. ¡Feliz 25 aniversario!
  • Doy gracias a Dios por encontrar el amor de tu vida, todos los días, durante todos estos años en la misma persona. ¡Feliz Aniversario, amor mío!
  • Por ser la luz que ilumina mi vida, por apoyarme siempre en cualquier situación y ser la primera sonrisa cuando me levanto. Por todo esto y mucho más: Te quiero. ¡Feliz Aniversario!
  • Sé que no puedes comprarme lo que te gustaría por nuestro aniversario, así que recuerda que ningún regalo me haría tan feliz como la sinceridad de tu amor, la calidez de tu sonrisa, la dulzura de tus besos y la ternura de tu mirada. ¡Te quiero!
  • En el día de nuestro aniversario, debo confesarte que durante nuestra relación me he enamorado muchas, muchas veces. Siempre de la misma persona: de ti. ¡Feliz aniversario!

Arbol de Familia

 Comparte esta página con tus amigos si te ha gustado. Muchas gracias !!!

 

Cómo saber el verdadero origen del apellido – ¿Es esto posible?

A diario recibimos consultas en las que nos preguntan por el origen de un determinado apellido. De hecho, ¿Quién no se ha preguntado alguna vez de donde viene el suyo?

Ahora bien, esta pregunta es tan amplia como difícil de contestar en muchos casos. Ante todo conviene distinguir entre el origen etimológico del apellido y su origen geográfico.

Origen etimológico del apellido

El origen etimológico del apellido, es decir, de donde viene o que significa la palabra, nos permite saber si se trata de un apellido toponímico, patronímico, derivado de una profesión, de un cargo, de un rasgo físico o del carácter, etc… De este modo lo podemos clasificar según el tipo de apellido.

Origen geográfico del apellido

Origen geográfico del apellido

El origen geográfico del apellido es el lugar de donde era originaria la persona que usó por vez primera un apellido. Este origen del apellido es relativamente fácil de determinar en aquellos apellidos toponímicos que se refieren a un pueblo o ciudad, como por ejemplo CASTILLA, ZARAGOZA, SORIA, etc., pero es casi imposible de determinar en todos los demás casos.

Por ejemplo, el apellido RÍO (o DEL RIO) se usó por primera vez para identificar a una persona o familia que vivía cerca de un río, por tanto pueden haber tantos orígenes geográficos como personas cumplieran con esa condición.

Para los apellidos patronímicos –aquellos que derivan de un nombre propio, como MARTÍN, ESTEBAN, SÁNCHEZ, GONZÁLEZ, etc. – tampoco es posible determinar un origen geográfico concreto ya que las personas con dicho nombre estaban lógicamente diseminadas por todo el territorio donde se hablara el idioma, castellano en este caso.

Lo mismo podemos decir de los apellidos derivados de profesiones. ¿A alguien se le ocurre pensar, por ejemplo, que todas las personas apellidadas ZAPATERO descienden de un único señor que fabricaba zapatos?

En el caso de los apellidos descriptivos, igualmente es fácil darse cuenta de que un apellido como CALVO o DELGADO no puede tener un único origen.

Informaciones falsas sobre el origen del apellido

Entonces, ¿no son ciertas las informaciones que hablan del origen del apellido que podemos encontrar en algunas páginas web?origen del apellido

Pues de todo hay, existen páginas fraudulentas que muestran la misma información genérica para todos los apellidos, sea cual sea el buscado, está claro que estas páginas web no nos aportarán nada.

Por otra parte, algunas páginas web más serias ofrecen información extraída de prestigiosas obras enciclopédicas en las que se narra la historia del apellido nombrando a un personaje concreto como tronco principal del apellido.

Sin embargo hay que entender que esta persona es quizás la más antigua con ese apellido de la que se ha encontrado documentación, pero nadie nos puede garantizar que, independientemente de su relevancia social, fuera la que diera origen al apellido y por tanto sea el antepasado común de todos los que actualmente lo llevan.

En realidad lo que se nos presenta como el origen del apellido no es más que una parte de la historia de un linaje o familia que usó ese apellido hace siglos, como pudo haber muchas otras de las que no se ha conservado información debido a su menor rango social.

investigacion-apellidoPero estos textos suelen relatar hechos que satisfacen el ego de muchas personas creyéndose descendientes de tal o cual personaje noble, sin pararse a pensar que muy posiblemente no les une ninguna relación de parentesco.

Y puestos a interesarnos por la historia de una familia con nuestro apellido, ¿no es de sentido común centrarnos en la nuestra? Llegados a este punto es obvio que una investigación genealógica ascendente por la rama del apellido partiendo de nosotros mismos es la manera correcta de saber más acerca de nuestro propio linaje.

Finalmente tras el estudio genealógico y a partir de los documentos encontrados de nuestros propios antepasados es posible que lleguemos a la conclusión de que existe realmente parentesco con aquel personaje histórico que aparece en la “historia del apellido” o bien que lo desestimemos completamente.

En el peor de los casos la búsqueda de documentación relativa a nuestros antepasados nos permitirá conocer nuestra propia historia familiar, verdadera y documentada, en lugar de informaciones genéricas.

Mención aparte merecen los escudos heráldicos a los cuales les hemos dedicado otro artículo.

 

Si te ha gustado el artículo, por favor compártelo en tu red social. Muchísimas gracias !!!

 

El orden de los apellidos en España

A la hora de investigar nuestros antepasados españoles tenemos la suerte de manejar dos apellidos, lo que facilita saber los apellidos de nuestros antepasados contando con que normalmente el primer apellido es el que corresponde al padre y el segundo a la madre, cosa que no ocurre por ejemplo en la cultura anglosajona en la que se pierde el materno.

Sin embargo este orden de los apellidos no se ha seguido a rajatabla en todos los lugares y ocasiones. Incluso la legislación actual permite que se elija el orden de los apellidos de los hijos en el momento de inscribirlos, pudiendo ser primero el de la madre o el del padre, a voluntad de los mismos, tratando con esto de dar un trato igualitario a ambos cónyuges apropiado a nuestro actual estado de derecho.

Pero en tiempos en Galicia se usaba el orden contrario, primero el materno y luego el paterno, cosa que incluso se mantiene actualmente en Portugal. En algunas zonas incluso los hijos adoptaban como principal el apellido paterno y las hijas el materno, lo que complica las investigaciones ya que es posible encontrar hermanos con diferentes apellidos o mejor dicho, con los apellidos en distinto orden.

También la existencia de intereses económicos podía hacer que prevaleciese el apellido materno para mantener ciertos privilegios.

Una historia sobre este tipo de intereses económicos comienza en 1476, cuando un grupo de personas son ajusticiadas por los portugueses en la ciudad de Toro (Zamora) por conspirar en favor de los Reyes Católicos; entre los ajusticiados están el matrimonio formado por Juan Monroy y Antona García, quien es colgada en la reja de su propia casa. Tras la batalla de Toro, una vez vencidos los portugueses, los Reyes Católicos reconocen el mérito de Antona mandando dorar la reja de la que fue colgada (aún existe actualmente dicha reja en Toro precisamente en la calle de la Rejadorada) y eximiendo del pago de impuestos a sus descendientes, los Monroy García.

Dicho apellido se fue trasmitiendo de generación en generación, a fin de justificar la exención de impuestos, primero bajo la forma Monroy y posteriormente como apellido compuesto Sanz-Monroy en dicha zona y alrededores. En el acta -cuya imagen aquí aparece- fechada en 1652 en Pedrajas de San Esteban (Valladolid) cita que el niño es hijo de Joan Sanz Monroy “libertado”, recordando su condición de exento de impuestos heredada de sus antepasados. Dicha condición y dicho apellido se mantuvo al menos hasta finales del siglo XVII, dos siglos después de la muerte de Antona.

Orden de los apellidos

Por otra parte, en el caso de hijos de madre soltera nos encontramos con que se pueden poner a los hijos los apellidos de la madre en el mismo orden o bien invirtiendo dicho orden, de forma que en este segundo caso los apellidos disimularían el hecho de ser hijo de madre soltera al ser el segundo apellido de la madre el primero del hijo, de manera que no coinciden los apellidos de madre e hijo.

En la ley actual llega a preverse también el caso en que no haya acuerdo entre los cónyuges sobre el orden de los apellidos; en la discusión parlamentaria llego a proponerse para resolver este punto el uso del orden alfabético en caso de disputa, lo que hizo que se removieran en contra las familias con apellidos iniciados por Z temiendo que se perdiese su apellido con el tiempo.

Lo cierto es que hasta la fecha sí que han llegado a hacerse poco frecuentes más de un apellido, y con el sistema de prevalencia del apellido paterno que se venía manteniendo han llegado a desaparecer algunos, si bien ha sido con el paso de muchas generaciones y en algún caso interviniendo otros intereses ajenos que los pudieron hacer desaparecer al cambiarlos por malsonantes o por conveniencia por problemas con la justicia.

Sea como sea, el conocimiento de las costumbres de cada época y lugar sobre la formación de dichos apellidos puede facilitar nuestra tarea de investigación genealógica.

 

Firmas en los documentos antiguos

Como extensión del artículo en el que hablamos de las sorpresas en los libros parroquiales, hemos querido dedicar un “monográfico” a las firmas con las que los párrocos daban fe de la veracidad de las anotaciones.

En nuestras investigaciones históricas de antepasados encontramos documentos firmados simplemente con el nombre del sacerdote o escribano y otros con rúbricas extremadamente adornadas.

Las hay verdaderamente bonitas y algunas incluso enigmáticas, pero todas ellas tienen en común la voluntad del cura de distinguir sus inscripciones de las demás con su rúbrica de un modo claro, incluso quizás con algo de pedantería.

La siguiente recopilación se extrae de partidas sacramentales en su mayoría del siglo XVIII:Firma en libro parroquial siglo XVIII Firma antigua en una partida de bautismo Firma del cura en una partida de bautismo Firma antigua en un libro sacramental Firma del escribano en un documento antiguo Firma del cura adornada Firma antigua adornada Dibujo en firma antigua Los adornos en las firmas de los curas Los adornos en las firmas de los registros parroquiales Los adornos en las firmas antiguas de los curas Los adornos en las rúbricas antiguas Los adornos en las rúbricas antiguas de los curas Los adornos en las firmas de las partidas sacramentales antiguas Firma adornada en una partida sacramental antigua Firma del cura adornada en un libro sacramental antiguo Firma del párroco adornada en una partida de bautismo antigua Rúbrica adornada en los libros parroquiales antiguos

Firma del cura en una partida antigua del siglo XVII

 

 

Sorpresas en los registros parroquiales

Los libros parroquiales guardan toda la información referente a nuestros antepasados. Nacimientos, matrimonios, defunciones, confirmaciones y excomulgados forman los Quinqui Libri. Consultar un libro de éstos es siempre empezar una aventura hacia la Historia, hacia lo desconocido, entendido esto como parte de cualquier investigación.

No obstante en sus páginas hay mucho más que noticias sobre nuestros ancestros. Los libros parroquiales se convirtieron en muchos lugares en auténticos registros de los sucesos más llamativos del pueblo y el párroco, como hombre entendido en letras, en su cronista. Tal vez él fuera de los únicos que supieran leer y escribir entre los parroquianos y, además, con un interés por transmitir los hechos más relevantes del mismo modo que recogía la información de sus fieles.

Los párrocos solían dejar estos apuntes históricos sin entorpecer los registros, por ejemplo, de nacimientos. El final de cada uno de los libros que formaban el Quinqui Libri era un buen lugar para dejar estas noticias, como también las primeras páginas o las últimas del mismo Quinqui Libri y, en algunos casos, las mismas portadas por su parte interior. Todo iba en función de lo que el párroco quería dejar para la posteridad.

Así, se pueden encontrar auténticas sorpresas en los libros parroquiales e incluso joyas. Noticias sobre procesiones rogativas, mejoras en el templo, catástrofes o epidemias sufridas por el pueblo o visitas de personajes ilustres son los temas más repetidos. Las propias firmas antiguas de los curas son en ocasiones también dignas de ver.

En algunos casos aparecen también dibujos, oraciones, poemas o adornos como los que se ven en las imágenes que acompañan a este texto, algo que nos demuestra que el tiempo de dedicación no tenía en otras épocas el valor que le damos actualmente.

Adornos en los libros parroquiales

Dibujos como este constituyen auténticas sorpresas en los libros parroquiales

Dibujos en los registros parroquiales

Pero también hay lugar para el misterio. En una parroquia de la provincia de Albacete apareció un texto misterioso tanto por el contenido como por su composición en cuadrado.

Los palíndromos como éste son cuadrados mágicos que pueden leerse en todas las direcciones. De izquierda a derecha, de derecha a izquierda, de arriba a abajo y de abajo a arriba, el resultado siempre es la misma oración. La traducción podría ser “el sembrador Arepo (sator Arepo) mantiene (tenet) las ruedas con destreza (opera rotas)” aunque también cabrían dos más: “el sembrador Arepo toma con cuidado el arado” y “el sembrador en su carro dirige con destreza las ruedas”.

Los crucigramas son algunas de las sorpresas que podemos encontrar en un libro parroquial

Esta inscripción apareció por primera vez en las ruinas de Herculano y Pompeya aunque también hay constancia de ella en Inglaterra, en Siena y en Malta.

Muchos han intentado buscarle un mensaje oculto y, tal vez, lo hayan encontrado. En 1926 tres estudiosos descubrieron que al disponer las letras en forma de cruz con la N en el centro aparecía la expresión PATER NOSTER, mientras que con las A y O sobrantes se formaba el alfa y omega, el principio y el fin, que acompaña a las celebraciones litúrgicas. Expresado gráficamente sería así:

Crucigrama resuelto en un libro parroquial

Esta inscripción podría remontarse a los símbolos que los primeros cristianos utilizaban para reconocerse de modo seguro y esconder así su fe ante las persecuciones romanas. De este modo tendrían sentido otras traducciones atribuidas a este texto como “el creador produce su obra por círculos” o “Dios tiene en sus manos las obras”.

Pero aún hay más: combinando las letras del texto aparecieron más frases que se pueden atribuir al lado del bien y otras al lado del mal. De este modo se enraizaría con las creencias populares en cuanto a protección y curación puesto que muchos ritos de “curación” finalizaban con estas palabras. El hecho de encontrase en un libro parroquial puede relacionarse con el hecho que se trate de una inscripción con referencias religiosas y que al mismo tiempo sirva como protección.

 

La fuerza de los genes (II)

Viene de la primera parte del artículo “La fuerza de los genes (I)

Otra familia en la que se puede percibir esa huella genética que pervive con el paso de las generaciones es la casa real inglesa.  Uno de los diarios más conocidos de la prensa londinense publicó en 2009 un artículo titulado “The throne clones” (los clones del trono), donde se señalaba el gran parecido existente entre algunos de los miembros actuales de la casa de Windsor y sus antepasados reales.

Destacaban por su extraordinario parecido la reina Victoria (1819-1901) y la actualmente princesa Beatriz o entre Charlotte (1744-1818), consorte de Jorge III, y Lady Gabriella Windsor. A la reina Isabel II se la vinculaba con su bisabuela Mary (1867-1953),  esposa de  Jorge V.

http://www.dailymail.co.uk/femail/article-1222921/The-throne-clones-How-Royal-Family-inherited-just-titles.html#ixzz3999OPZiS

Entre los descendientes actuales de la famosa familia valenciana de los Borja – o Borgia – podemos apreciar otro ejemplo de parecido entre antepasado y descendiente, aún cuando hayan transcurrido unos siete siglos entre uno y otro.

El retrato del Papa Calixto III (1378-1458) nos recuerda varios de los rasgos fisonómicos bien presentes en la persona de Rodrigo Borja (nacido en 1935 en Quito), presidente de Ecuador y descendiente directo de la rama americana de los Borja. A la hora de comparar a estos dos personajes hay que tener en cuenta que en la edad media los retratos no eran todavía tan realistas como en épocas posteriores. Pese a ello, varios de los rasgos faciales son claramente coincidentes (nariz grande, pliegues característicos en la comisura de los labios, barbilla…)

Calixto III y el parecido con su descendiente Rodrigo Borja
Calixto III
Rodrigo Borja y el parecido con su antepasado Calixto III
Rodrigo Borja

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La fuerza de los genes se percibe asimismo entre los descendientes del genial Francisco de Goya (1746-1828). Mariano de Goya, séptima generación desde el artista, se le asemeja mucho, especialmente al Goya anciano que retrató en 1826 el pintor Vicente López Portaña. La expresión facial, la mirada, es prácticamente igual.

Francisco De Goya y el parecido con su descendiente Mariano De Goya
Francisco De Goya
Mariano De Goya y el parecido con su antepasado Francisco De Goya
Mariano De Goya

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La web inglesa http://anthonylukephotography.blogspot.com.es/2011/08/brilliant-descendants-portait-series-by.html nos muestra un interesante proyecto fotográfico en que descendientes de personajes famosos son retratados con las mismas ropas y en el mismo fondo en que posaron sus ilustres antecesores.

Como es de esperar no todos los retratados se parecen a su familiar (ya que pueden haber heredado sus rasgos de algún otro de los antepasados de su árbol genealógico, bien sea por el costado paterno o materno) mientras que otros si que comparten algún elemento concreto (barbilla, pómulos, cejas…).

Pero volvemos a encontrar un caso que llama nuestra atención por el gran parecido existente con el antepasado. Nadie puede dudar de que es el tataranieto del ilustre escritor Charles Dickens.

Charles Dickens y su parecido con su descendiente Gerald-Charles Dickens
Charles Dickens
Gerald-Charles Dickens y su parecido con su antepasado Charles Dickens
Gerald-Charles Dickens

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cierto es que no es posible – para la inmensa mayoría de nosotros – conocer el aspecto físico de nuestros antepasados más lejanos en el tiempo, pero sí que iniciándonos en la genealogía podremos recordar su nombre y apellidos y saber ciertos detalles de su vida (los años que vivió, los hijos que tuvo, con quien y donde se casó, donde vivió, su oficio, etc).

Precisamente ese puede ser uno de los motivos por el que interesarnos por nuestros antepasados y querer investigar el árbol genealógico: recuperar información sobre los individuos que se nos pudieron parecer en el pasado – bien a nosotros o a alguno de nuestros familiares actuales – y gracias a los cuales estamos hoy aquí.

 ¿Nos ayudas a compartir este artículo en tu red social favorita? Muchas gracias.

 

La fuerza de los genes (I)

Mirando el álbum fotográfico familiar todos nos hemos sorprendido al comprobar los grandes parecidos individuales que se observan entre abuelos, bisabuelos o tatarabuelos y nosotros mismos (o nuestros hermanos, padres, primos o tíos, según el caso). Si en ocasiones son ciertos rasgos los que compartimos con un familiar ascendiente, otras veces llegamos a ser prácticamente iguales.

Queda claro que nuestros ancestros han sido personas muy semejantes a nosotros. Y eso no solo ocurre con los familiares de generaciones más próximas – de los que podemos tener alguna fotografía- sino también con los de hace varios siglos. Nuestra imaginación no exagera en absoluto cuando nos retrata a nosotros mismos vistiendo una toga romana, un traje medieval o a la moda del siglo XVIII.
Seguro que en esa época ya había alguien – alguno de nuestros antepasados – muy similar a nosotros.Parecido con antepasado - Tintin

Es la fuerza de los genes, que se mantienen y traspasan generación tras generación, siglo tras siglo, a través de la descendencia familiar. Una idea que el dibujante Hergé ya aprovechó en el comic de Tintín “El secreto del Unicornio” para tejer una emocionante historia que giraba en torno a la maqueta de un barco y el retrato de un antepasado del capitán Haddock – el caballero de Hadoque-  que vivió en el siglo XVII y que era clavado al amigo de Tintín.

La herencia de Haddock no estaba tan solo en tener las mismas características físicas y psicológicas que Hadoque sino que además estaba en juego un tesoro, según las pistas que ofrecían los documentos escritos por el antepasado.

Esta aventura prosigue en “El tesoro de Rackham el Rojo”, donde continua apareciendo el binomio de personajes Hadoque / Haddock. Lo más cautivador es que la idea que Hergé planteó en estos dos comics – un antepasado de apariencia similar a nosotros – no solo se da en la ficción, sino también en la realidad.

Esta persistencia de la genética, común a todas las familias, se puede seguir a través de aquellas que conservan imágenes muy antiguas de sus antepasados, como es el caso de la realeza, la nobleza o los personajes famosos.

¿Hasta qué punto los parecidos se manifiestan a lo largo de los siglos?

Esto se puede comprobar a través de los diferentes retratos que se conservan de la dinastía real de los Borbón. En efecto, resulta sorprendente el aire de familia existente entre Enrique IV de Francia (1553-1610) – primer Borbón reinante en el trono francés- y su descendiente Juan Carlos I de España. ¡Y eso que les separan nada menos que trece generaciones! Que Juan Carlos I descienda de Enrique IV tanto por vía paterna como materna debe haber reforzado, sin duda, la probabilidad del parecido.

Enrique IV de Francia  y su parecido con  Juan Carlos I de España
Enrique IV de Francia
 Juan Carlos I de España  y su parecido con Enrique IV de Francia
Juan Carlos I de España

 

 

 

 

 

 

También nos lo recuerda el infante don Luis de Borbón (1727-1785), hermano de su sexto abuelo Carlos III, tal como lo retrató Francisco de Goya en el centro de la pintura jugando a cartas con su familia.

La familia del Infante don Luis de Borbón y Farnesio en Arenas de San Pedro
La familia del Infante don Luis de Borbón y Farnesio en Arenas de San Pedro

Los parecidos con Juan Carlos los encontramos también en otras ramas familiares de los Borbones. Como en el caso de Francisco I de Sicilia (1777-1830), nieto de Carlos III de España y con un aire de familia que igualmente recuerda al Rey Juan Carlos.

Juan Carlos I de España y su parecido con Francisco I de las Dos Sicilias
Juan Carlos I de España
Francisco I de las Dos Sicilias y su parecido con  Juan Carlos I de España
Francisco I de las Dos Sicilias

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También se puede comprobar la gran semejanza existente entre Juan Carlos I y otro de sus antepasados, su quinto abuelo, el rey Carlos IV (1748-1819).

Carlos IV y su parecido con Juan Carlos I
Carlos IV
 Juan Carlos I y su parecido con Carlos IV
Juan Carlos I

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Haz clic aquí para ver la segunda parte del artículo “La fuerza de los genes (II)