Casado dos veces en países distintos

Históricamente las personas han emigrado muchas veces dejando en el lugar de origen a sus familias, casi siempre con la esperanza de reencontrarse en un futuro próximo, una vez establecida la persona en el nuevo país.

Certificado de soltería
Certificado de soltería

Sin embargo la realidad para algunas de estas familias fue muy distinta, ya que nunca más volvieron a saber del padre de familia que les había abandonado. Con los años, alguno de estos emigrantes volvió a casarse por segunda vez.

No es un hecho frecuente, pero se daba en ocasiones como hemos descubierto en alguna de nuestras investigaciones genealógicas y sigue ocurriendo en la actualidad, que una persona emigrada (generalmente un hombre) contrae un nuevo matrimonio estando plenamente vigente el anterior en su país de origen.

¿Cómo es posible si ya estaba casado?

Actualmente en la mayoría de países se exige un certificado de soltería, de viudedad o de divorcio para poder celebrar la boda, pero no ocurre en todos y claramente esto no era así hace unas décadas, por lo que simplemente el contrayente podía omitir esta información o mentir si se le preguntaba, ya que en la distancia era difícil probar lo contrario.

Así que simplemente se suponía que la persona era soltera y el párroco de buena fe aceptaba como verídica su declaración.

Este hecho se conoce como bigamia y constituye un delito en la mayoría de los países. Según el Código Civil español, por ejemplo, está prohibido que contraigan matrimonio aquellas personas ligadas con un vínculo matrimonial anterior.

Únicamente quedan exentas de esta prohibición las personas que hayan quedado viudas, las que hayan obtenido la nulidad del matrimonio anterior y las que presenten una sentencia de divorcio. Hay que recordar que en España el divorció se aprobó definitivamente en 1981; anteriormente sólo estuvo vigente desde 1931 hasta finalizar la guerra civil en 1939.

La Iglesia Católica tampoco permite un nuevo casamiento salvo en el caso que se haya conseguido la nulidad matrimonial eclesiástica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies