¿Cómo descubrir si tengo antepasados nobles?

Existen numerosas motivaciones que pueden llevar a una persona a interesarse por su historia familiar.
Una de ellas es la curiosidad -fundada o no- por saber si ha existido en su familia algún ancestro perteneciente a la nobleza o ¿por qué no? incluso a la realeza.

En muchas ocasiones simplemente la persona ha leído algo relacionado con un supuesto origen del apellido o ni siquiera tiene ningún indicio de que exista esa relación con la alta alcurnia, de manera que será la investigación genealógica la que lo determine.
Sin embargo, otras veces se trata de creencias basadas en afirmaciones ancestrales que pasan de una generación a otra. El problema suele ser que nadie en la familia se ha planteado nunca confirmar o desmentir tal información de una manera seria.

Como siempre repetimos, un genealogista que se precie tomará cualquier información transmitida oralmente con las máximas precauciones hasta que queden debidamente acreditadas por medio de la documentación histórica.

En cualquier caso, lo cierto es que, si pudiéramos elaborar un árbol genealógico completo por todas las ramas de nuestros antepasados, superada la generación numero veinte veríamos que cada uno de nosotros ya tiene millones de ancestros.

Por lo tanto, partiendo de la idea de que todo el mundo está emparentado en mayor o menor grado no es nada descabellado pensar en que podemos tener dicha ascendencia noble.

¿Cómo puedo saber quién fue mi antepasado noble?

Precisamente lo difícil es no solamente saber cuál de tus antepasados pertenecía al estado noble, o en qué rama de tu árbol genealógico está situado, sino poder demostrarlo fehacientemente con documentos.

documentos y recuerdos familiares

Es necesario en primer lugar tener algo de suerte y que en la zona de origen de tus antepasados se haya conservado documentación suficientemente antigua.

Gracias a eso se conseguirá identificar a tus antepasados y quizás encuentres entre ellos a una persona adinerada o que ocupara una alta posición social por cualquier motivo.
Por lógica, la línea ascendente de este personaje es la que tiene mayores probabilidades de poseer una condición noble o real.

Como ejemplo, se dice que en la actualidad puede haber en el mundo unos dos millones de personas vivas descendientes del Eduardo I, rey de Inglaterra entre 1272 y 1307.

¿Serás tú una de ellas? Sería una sorpresa, ¿verdad?

Pues la misma que se llevó la actriz Brooke Shields al saber que desciende de Enrique III de Navarra y IV de Francia, primer rey Borbón del país galo. Es también pariente de los reyes de España, ya que es sobrina nieta de la Infanta Beatriz de Borbón y Battenberg, hermana del conde de Barcelona, padre del rey español emérito.

No es menos sorprendente el parentesco entre el actor Johnny Deep y la Reina Isabel II de Inglaterra. Ambos son descendientes del rey Eduardo III.

Saber más de tus antepasados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *