Documentos con información para el árbol genealógico

 ¿Dónde busco datos para mi genealogía? 

Son innumerables los tipos de documentos que pueden contener información útil referente a la historia familiar (en realidad es posible deducir algo de casi cualquier papel que contenga un nombre escrito ), por ello nos centraremos en los más habituales.

La mayoría de las fuentes documentales son comunes a cualquier zona geográfica, no obstante este artículo se ha escrito pensando en las investigaciones genealógicas realizadas en España. Conviene por tanto tener en cuenta que parte de la información puede no corresponder al país de origen de sus antepasados.

Actas del Registro Civil

El Registro Civil se creó en España en el año 1871 con el objeto de dejar constancia escrita de los nacimientos, matrimonios y defunciones, sin tener que recurrir a la Iglesia Católica, encargada hasta ese momento de dicha tarea. Aunque en algunas localidades no se inició hasta unos pocos años más tarde de la nueva ley, en ciertas grandes ciudades españolas existe un registro civil municipal desde varias décadas antes, promovido por los respectivos ayuntamientos.

La nueva ley sirvió también para regularizar el uso de apellidos, convirtiendo en norma la costumbre ya habitual en casi toda España de poner al recién nacido el apellido paterno como primero y el materno como segundo (en ciertas regiones esto no siempre fue así, lo que puede provocar algún dolor de cabeza a más de un genealogista).

Cada uno de los 8.116 municipios españoles existentes en el año 2012 cuenta con su propio Registro Civil, que conserva, salvo destrucción de sus archivos (debido a inundaciones, incendios, robos…) los siguientes documentos de interés.

Es importante recordar que debemos obtener copias literales (no extractadas) de los documentos del Registro Civil, es decir, transcripciones completas o fotocopias, para conseguir la totalidad de los datos que aparecen en la inscripción original. A continuación enumeramos los datos que constan generalmente en cada tipo de documento.

Acta de Matrimonio

Actas de Nacimiento

  • Nombre (o nombres), apellidos y sexo del recién nacido.
  • Lugar, fecha y hora del alumbramiento. (Atención: No confundir con la fecha de la inscripción en el Registro)
  • Nombre y apellidos de los padres, lugar de nacimiento y/o vecindad, profesión y estado civil.
  • Nombre y apellidos de los abuelos paternos y maternos, lugar de nacimiento y/o vecindad y estado civil.

Actas de Matrimonio

  • Nombre y apellidos de los contrayentes.
  • Lugar, fecha de nacimiento (o su edad), profesión y estado civil de los contrayentes.
  • Lugar, fecha y hora del casamiento. (Atención: No confundir con la fecha de la inscripción en el Registro)
  • Nombre y apellidos de los padres, lugar de nacimiento y/o vecindad y estado civil.
  • Nombre y apellidos de los abuelos paternos y maternos, lugar de nacimiento y/o vecindad y estado civil. (esta información aparece registrada en muy pocas ocasiones)

Actas de Defunción

  • Nombre y apellidos del difunto.
  • Lugar, fecha de nacimiento (o su edad), profesión y estado civil del difunto.
  • Lugar, fecha y hora de la defunción.
  • Nombres de los padres
  • Nombre de los hijos que deja
  • En ocasiones, el lugar de enterramiento y la causa de la muerte.

 Registros eclesiásticos

Aunque algunos párrocos ya lo venían haciendo desde unas décadas atrás, la Iglesia católica, tras la celebración del Concilio de Trento en el año 1563 (cuyas disposiciones promulgó en España Felipe II el 12 de julio de 1564, ordenó la obligatoriedad de llevar registros de la administración de los distintos sacramentos, es decir, los bautismos, matrimonios y defunciones que se producían en sus respectivas parroquias.

Hoy día se conserva un gran número de esos libros que contienen una valiosísima información genealógica.

Algunos de estos libros se conservan aún en las mismas parroquias y otros (mayoritariamente los de más de un siglo de antigüedad) han sido trasladados al Archivo Histórico de la Diócesis correspondiente.

Podemos encontrar los siguientes documentos:

Partidas de Bautismo

  • Nombre (o nombres), apellidos y sexo del bautizado.
  • Acta de BautismoParroquia y Fecha del bautismo (en ocasiones la fecha del nacimiento, si es distinta)
  • Si se trata de un hijo legítimo (cuando existe matrimonio entre los padres) o natural.
  • Nombre y apellidos de los padres, lugar de nacimiento y/o vecindad, profesión y estado civil.
  • Nombre y apellidos de los abuelos paternos y maternos, lugar de nacimiento y/o vecindad y estado civil.
  • Nombre y apellidos de los padrinos.

Partidas de Matrimonio

  • Nombre y apellidos de los contrayentes.
  • Lugar de nacimiento, edad y estado civil de los contrayentes.
  • Parroquia y fecha del casamiento.
  • Fechas de las proclamas
  • Existencia o no de impedimentos, y citación de la dispensa correspondiente en caso afirmativo
  • Nombre y apellidos de los padres, lugar de nacimiento y/o vecindad y estado civil.
  • Testigos
  • Si existe algún grado de parentesco entre los novios, citando la correspondiente licencia obtenida del Obispo correspondiente.

Expedientes Matrimoniales

Estos documentos complementan la información contenida en la propia partida de matrimonio. Son habituales en los casos en los que uno o ambos contrayentes fueran originarios de una parroquia distinta a la que se celebraba el casamiento o bien cuando concurrían circunstancias especiales (minoría de edad, consanguinidad, necesidad de dispensa, legitimación de hijos anteriores, escándalo, etc…)

  • Nombre y apellidos de los contrayentes.
  • Partidas de bautismo de los contrayentes
  • Testimonios de terceras personas
  • Resolución aprobatoria del matrimonio

Partidas de Defunción

  • Nombre y apellidos del difunto.
  • Lugar de nacimiento, edad y estado civil del difunto.
  • Fecha de la defunción.
  • En ocasiones, la causa de la muerte y si ha hecho o no testamento.

Padrones y Censos de población

En algunas localidades pueden encontrarse listados de habitantes, habitualmente ordenados por calles y representan un buen recurso en casos en que se ha destruido la documentación del Registro Civil y/o la de la Iglesia. También son útiles para estudiar los movimientos geográficos de la familia.

Para cada casa se consignaban las personas que vivían allí en una fecha concreta. Obviamente cuanto más antiguos, menor es la cantidad de información que aparece, pero en los más exhaustivos constan datos como:

  • Nombre y apellidos del cabeza de familia.
  • Padrón de habitantesNombre y apellidos del resto de habitantes del domicilio.
  • Parentesco con el cabeza de familia.
  • Lugar y fecha de nacimiento (o edad).
  • Estado civil.
  • Profesión.
  • Sabe o no leer y escribir.
  • Tiempo de residencia en esa población.
  • Salario.

Expedientes militares

Los archivos militares guardan información relativa al paso de las personas por el ejército ya sea por reclutamiento obligatorio o dedicación profesional; obviamente esta información es más completa cuanto mayor es el rango alcanzado por el antepasado. Podemos encontrar, además de la hoja de servicios propia de la actividad militar con sus promociones, partidas de bautismo, matrimonio, etc.

El historial militar ofrece información variada que permite reconstruir la vida de la persona y contrastarla con el resto de documentos encontrados. Se hace especialmente interesante en casos de gran movilidad geográfica por los diferentes destinos en los que prestara servicios la persona.

Expedientes profesionales o de empresa

Si nuestro antepasado tenía una actividad profesional propia posiblemente estuviera agremiado o perteneciera al colegio profesional correspondiente. Igualmente si trabajaba por cuenta ajena es probable que se pueda conserve alguna información acerca de él en los archivos de las compañías públicas o privadas donde trabajara.

Expedientes académicos

Expediente Académico

Escuelas y universidades han generado multitud de expedientes con

información personal de los alumnos (entre otros datos: lugar y fecha de nacimiento, filiación, domicilio, estudios cursados…)

Algunos de estas instituciones conservan dicha documentación y está disponible para su consulta bien en sus propios archivos o bien en los archivos municipales, provinciales o estatales donde se encuentren depositados.

Escrituras o Protocolos notariales

La documentación producida por los notarios considerada histórica (con una antigüedad superior a los 100 años) se conserva habitualmente en los Archivos Provinciales. Suele proporcionar información interesantísima para conocer los parentescos entre los miembros de la familia, sus costumbres, propiedades, posición social, etc. Entre los documentos más habituales con utilidad para las investigaciones genealógicas encontramos los siguientes:

  • Testamentos
  • Compra-ventas
  • Capítulos matrimoniales
  • Expedientes de Limpieza de sangre
  • Actas de cofradías

Publicaciones en prensa

Algunos periódicos tienen accesible una base de datos con el contenido de todos sus ejemplares diarios.

Artículo prensa histórica

En esas hemerotecas podemos encontrar artículos referentes a aquellos antepasados que destacaran en sus respectivos campos profesionales, que tuvieran una cierta posición social o bien que fueran protagonistas de algún suceso digno de aparecer en la prensa local o nacional.

Es típico poder hallar esquelas o recordatorios de fallecimientos publicados por la familia. Incluso actualmente es posible acceder online a esta información gracias a los buscadores de Internet.
Posiblemente la persona que buscamos aparezca referenciada en algún ejemplar de alguna publicación o revista antigua especializada en su campo profesional.

Registros de inmigración

Una de las motivaciones que llevan a algunas personas a iniciar su investigación genealógica es la curiosidad por saber detalles de la vida de sus antepasados llegados desde otro país. Pues bien, existen en algunos casos los llamados registros de inmigrantes, donde se anotaban los datos personales de la persona recién llegada.
Estos documentos pueden aclarar algunos enigmas como la localidad de nacimiento en el país de origen o su edad y la fecha en la que llegó al país.

Listados de pasajeros

Siendo el transporte marítimo el único medio existente para las personas que emigraban al continente americano hasta mediados del siglo XX, existen listados de las personas que viajaban en cada barco. Es variada la cantidad de información que aparece en cada caso, pero sin duda se trata se un descubrimiento muy emotivo, puesto que traslada al genealogista al momento en que sus antepasados emprendieron un viaje que cambiaría su vida y la de sus descendientes.

Listados de quintas

La obligatoriedad del servicio militar hacía necesario contar con un registro de los varones que vivían en un cada pueblo o ciudad en edad de ser llamados a filas. También se reflejaban los casos en los que el mozo alegaba algún tipo de enfermedad o la necesidad de su salario para el sustento de la familia con el propósito se quedar exento de su obligación.

Cabe citar que el pago de determinada cantidad de dinero también eximía de la obligación de ingresar en el ejército. La no disponibilidad de ese dinero fue también el motivo por el que muchos jóvenes españoles emigraron a América.

 

Por favor, si encuentras interesante este artículo, compártelo con tus contactos. Muchas gracias !!!

Cómo conservar los documentos antiguos

Cajones, carpetas, cajas… en la mayoría de casas se recopilan una gran cantidad de papeles, fotografías antiguas, libros, etc. con un gran valor histórico y sobretodo sentimental, ¿pero sabemos realmente cómo conservar los documentos antiguos?

cómo conservar los documentos antiguos

Algunos de ellos pueden haber pasado de generación en generación, haber sido hallados de forma inesperada o haber costado mucho esfuerzo conseguirlos. Por ello es una lástima que con el paso del tiempo y por una mala conservación podamos perderlos para siempre. Además, cada día que pasa aumenta su valor histórico.

Cuando se trate de algún documento que se necesite manipular o consultar a menudo y temas por su estado, una de las formas más prácticas y sencilla de preservarlo es tomar una fotografía o mejor aún, escanearlo. De esta forma, el original puede ser archivado y la imagen digital te permitirá acceder a él cuantas veces sean necesarias, incluso modificarla o retocarla para permitir un mejor estudio.

Pero además, lo ideal es protegerlos lo mejor posible.

Algunos consejos para proteger tus documentos:

–          El papel es enemigo del calor, la humedad y la luz, por tanto es aconsejable protegerlo de la luz solar y la luz artificial muy fuerte.

–          La temperatura de la estancia debería estar entre los 18 y 20 ºC.

–          Evita guardar documentos en sótanos, garajes o altillos, ya que por lo general están mal ventilados y no disponen de las condiciones de conservación necesarias.

–          Intenta mejorar la ventilación del lugar donde estén guardados y evita el polvo.

–          La humedad ideal para que se conserven lo mejor posible es entre el 30 y 50%

–          Para manipularlos, usa guantes de látex y así evitarás que la grasa de los dedos pase al papel.

–          No plastifiques los documentos porque se estropean.

–          No utilices plástico PVC (policrovinilo).

–          No utilices clips ni grapas, ya que se oxidan con el tiempo.

–          No utilices gomas elásticas, podrían secarse y adherirse al papel, siendo muy difícil limpiarlo. Lo mismo es válido también para el adhesivo transparente (cinta celo)

–          Si deseas protegerlos por más tiempo, puedes guardarlos con cartones y papeles libres de ácido (son fáciles de encontrar en papelerías…)

–          Si deseas utilizar cubiertas plásticas, utiliza las de poliéster, polipropileno o polietileno, los protegerán y alargarás la vida de tus documentos.

¿Y tú, cómo lo haces para conservar los papeles importantes?

Genealogía urgente

A menudo las ansias por conocer la historia de la familia hace que muchas personas quieran correr demasiado en la búsqueda de documentos relativos a los antepasados.

Este hecho, sumado a la falta de información o la imprecisión de datos para buscar en los archivos, hace que se vea el objetivo como algo casi imposible de lograr, sobre todo para alguien inexperto en este tipo de búsquedas, provocando frustración y en muchos casos, abandono.

documentos historia familiar
Documentos genealogia

En un buen genealogista debe predominar, entre otras cualidades, un gran sentido común y de la lógica: si tienes un gran problema con muchas incógnitas, divídelo en partes, y actúa para resolverlas una a una.

Hay una regla bien simple de la que no podrás escapar: cuanta menos información tengas de tus antepasados, más tiempo deberás trabajar a partir de la información que ya conoces, así que ten paciencia.

Vamos a explicar esto:

Es obvio que para conseguir una información concreta de una persona es necesario tener algún dato sobre ella. Estos datos pueden haber sido obtenido de un documento o quizás nos han llegado de forma oral.

Es muy importante en este caso tener clara la fiabilidad de la fuente de información, si no puedes estar seguro de la exactitud de la información que te ha llegado oralmente, mi recomendación es que consigas en primer lugar los documentos que la confirmen o la desmientan.

Árbol Genealógico de Antepasados
Árbol Genealógico de Antepasados

Si ni siquiera cuentas con bastantes datos como para buscar estos documentos, muy probablemente deberás partir de documentos aún más recientes.

Estos documentos te darán información suficiente para la obtención de otros más antiguos, ¡incluso es posible que te lleves alguna sorpresa!  Por ejemplo, las actas de nacimiento o de bautismo te aportaran información acerca de los padres, y en ocasiones hasta de los abuelos.

Quizás en un principio pienses que es una pérdida de tiempo buscar documentos probatorios de hechos que conoces en detalle (o al menos eso crees), pero desde la experiencia te aseguro que no es así.

El estudio del árbol genealógico requiere una cierta metodología, no admite prisas, y como cualquier trabajo debe estar planificado.

De esta manera, paso a paso, tus satisfacciones serán mayores y te asegurarás de que las personas que vayas descubriendo son realmente tus antepasados, y no solamente personajes con quienes compartes un determinado apellido.

¿Por qué no coincide la fecha de nacimiento del DNI con la del Registro Civil?

¿Estas seguro de tu fecha de nacimiento?
¿Seguro que el cumpleaños es hoy?

¡Feliz cumpleaños! Familia, amigos, regalos, pastel, velas y un año más…

La fecha de nuestro cumpleaños es una de las pocas que nunca nos pasa desapercibida. Pero, ¿seguro que cumplimos años exactamente ese día? ¿Realmente tenemos la edad que pensamos o quizás somos algún año más jóvenes o peor aún, más viejos?

¡Menuda sorpresa si eso fuese así!

Lo normal es pensar que nuestra fecha de nacimiento es la que siempre nos han dicho nuestros padres. Además, es la fecha que aparece en nuestro Documento Nacional de Identidad, y podemos asegurar que es correcta, ya que para la expedición del primer DNI actualmente se solicita un certificado de nacimiento emitido por el Registro Civil. Continuar leyendo “¿Por qué no coincide la fecha de nacimiento del DNI con la del Registro Civil?”