Quiero saber mi árbol genealógico – Ayuda

Casi todo el mundo piensa “yo también quiero saber mi árbol genealógico“. De hecho, nosotros somos genealogistas profesionales y queremos ayudarte, pero es importante que veas algunos ejemplos de consultas reales que recibimos todos los días para que no repitas los mismos errores.

Por favor, ten en cuenta que somos expertos en genealogía, pero no adivinos…

Aclaración: Las consultas aparecen tal como las escribieron los usuarios de la web, por tanto no hemos corregido los errores ortográficos.

Consulta:  por favor me pueden decir quienes son mis bisabuelos, urgente, gracias

Podremos decirte quienes son (o eran) tus bisabuelos cuando encontremos la documentación correspondiente, y lo haremos lo más urgentemente posible, pero para ello tendrás que decirnos como mínimo quiénes son tus padres, ¿no?Árbol genealógico

Consulta: Quien eran mis bisabuelos paternos

Lo mismo: ¿Nos explicarás algo sobre tu padre y tus abuelos paternos para que podamos tirar del hilo? Si nos dices alguna fecha y lugar, tampoco estaría mal. Así podríamos ubicarlos en tiempo y país…

Consulta: hola pueden decirme mi descendencia por favor quiero saber. soy pelorrojo pero no muy claro pelirrojo tirando a rubio,blanco,ojos marrones,y de fisico medio ancho. si saben por favor diganmen. gracias !

Tus rasgos físicos quizás sean importantes para la pareja con la que quieras tener descendencia, sin embargo suponemos que lo que realmente quieres saber es tu ascendencia. En este artículo encontrarás la diferencia entre ascendentes (o antepasados) y descendientes.

Por otra parte, podríamos buscar y estudiar una a una todas las fotos antiguas que se conservan alrededor del mundo para intentar encontrar posibles coincidencias con tu constitución, el color de tu piel, de ojos y de cabello para averiguar tu árbol genealógico ascendente, pero no es nuestro sistema. Claramente preferimos buscar documentos a partir de la información que sepas de tu familia, cuando tengas a bien enviárnosla, claro está.

Consulta: quiero saber mi árbol genealógico y la historia de mi antepasado

¿Y nos dirás algo más sobre ti y tus padres? Esperamos que así sea porqué si no tenemos ni siquiera un nombre será algo más que difícil.

Consulta: Necesito saber cual es el antepasado mas lejano de mi familia

Suponemos que te refieres al más antiguo, es decir, el más lejano en el tiempo.

Si es así, alguien podría decirte que fueron Adán y Eva, otros que alguna especie de primates y nosotros creemos que estaría bien que como mínimo nos dijeras algún dato sobre ti para pensar en poder iniciar un estudio genealógico; eso sí, empezaremos por tus padres, abuelos y bisabuelos…documentos para saber mi árbol genealógico

Consulta: Quiero saber de donde procedia mi bisabuelo Jose Fernandez

Fantástico, por fin se entiende que es importante empezar con un nombre y un apellido. Ahora bien, no nos dices en qué época nació tu bisabuelo, ni siquiera el país, ¿es mucho pedir además que nos digas como mínimo el nombre de su mujer y el de algún hijo o hija, no sea que haya existido más de un José Fernández en la historia de la humanidad?

Consulta: como construir un arbol genealogico mas practico y rapido

Lo más práctico y rápido es que rellenes el siguiente formulario de solicitud y nosotros nos ocuparemos de todo http://www.abueling.com/arbol_genealogico_antepasados.php

De esta manera sólo tendrás que dedicar unos pocos minutos para escribir los datos que sepas y ya no deberás preocuparte por nada más, en unas pocas semanas o meses recibirás en tu domicilio la lámina con el árbol genealógico y un precioso libro con la información de tus antepasados.

Consulta: Quiero saber mi desendencia y mis antepasados

Vamos a ver, está muy bien que quieras saber quiénes son tus antepasados, de hecho muchas personas sienten en algún momento de su vida esa curiosidad, la pregunta es si estás dispuesto a aprender cómo averiguarlos y dedicar mucho tiempo a la búsqueda o prefieres encargarnos una investigación genealógica profesional.

Pero que quieras saber tu descendencia… se supone que ya deberías conocerla, ya que estás hablando de tus hijos y nietos.

Consulta: quiero saber todo acerca de como llegué a este mundo

¿De qué estamos hablando, de tu historia familiar o de educación sexual?

Consulta: Quiero Sabes si Puedo ser descendiente de algún Noble español o Italiano hasta Alemán de parte de mis Tatarabuelos Soy Alemana  e Inglesa. Necesito Saber Más de mi Familia.antepasado noble

¿Eres alemana e inglesa pero quieres saber si desciendes de algún español o italiano?¿Y puestos a pedir, que sea noble? Te proponemos que nos des unos mínimos datos para buscar tu árbol genealógico y averiguar quienes fueron tus ancestros, al fin y al cabo, sin ellos tú no existirías, ya fueran nobles o no.

Consulta: busco a mi familia entera

Eso está muy bien, pero sería bueno empezar sabiendo algo acerca de ti y de tus padres. ¿Qué te parece si nos dices al menos tu nombre y apellidos?

 

Quizás esta guía práctica para saber como hacer un árbol genealógico te ayude.

 

Cómo saber el verdadero origen del apellido – ¿Es esto posible?

A diario recibimos consultas en las que nos preguntan por el origen de un determinado apellido. De hecho, ¿Quién no se ha preguntado alguna vez de donde viene el suyo?

Ahora bien, esta pregunta es tan amplia como difícil de contestar en muchos casos. Ante todo conviene distinguir entre el origen etimológico del apellido y su origen geográfico.

Origen etimológico del apellido

El origen etimológico del apellido, es decir, de donde viene o que significa la palabra, nos permite saber si se trata de un apellido toponímico, patronímico, derivado de una profesión, de un cargo, de un rasgo físico o del carácter, etc… De este modo lo podemos clasificar según el tipo de apellido.

Origen geográfico del apellido

Origen geográfico del apellido

El origen geográfico del apellido es el lugar de donde era originaria la persona que usó por vez primera un apellido. Este origen del apellido es relativamente fácil de determinar en aquellos apellidos toponímicos que se refieren a un pueblo o ciudad, como por ejemplo CASTILLA, ZARAGOZA, SORIA, etc., pero es casi imposible de determinar en todos los demás casos.

Por ejemplo, el apellido RÍO (o DEL RIO) se usó por primera vez para identificar a una persona o familia que vivía cerca de un río, por tanto pueden haber tantos orígenes geográficos como personas cumplieran con esa condición.

Para los apellidos patronímicos –aquellos que derivan de un nombre propio, como MARTÍN, ESTEBAN, SÁNCHEZ, GONZÁLEZ, etc. – tampoco es posible determinar un origen geográfico concreto ya que las personas con dicho nombre estaban lógicamente diseminadas por todo el territorio donde se hablara el idioma, castellano en este caso.

Lo mismo podemos decir de los apellidos derivados de profesiones. ¿A alguien se le ocurre pensar, por ejemplo, que todas las personas apellidadas ZAPATERO descienden de un único señor que fabricaba zapatos?

En el caso de los apellidos descriptivos, igualmente es fácil darse cuenta de que un apellido como CALVO o DELGADO no puede tener un único origen.

Informaciones falsas sobre el origen del apellido

Entonces, ¿no son ciertas las informaciones que hablan del origen del apellido que podemos encontrar en algunas páginas web?origen del apellido

Pues de todo hay, existen páginas fraudulentas que muestran la misma información genérica para todos los apellidos, sea cual sea el buscado, está claro que estas páginas web no nos aportarán nada.

Por otra parte, algunas páginas web más serias ofrecen información extraída de prestigiosas obras enciclopédicas en las que se narra la historia del apellido nombrando a un personaje concreto como tronco principal del apellido.

Sin embargo hay que entender que esta persona es quizás la más antigua con ese apellido de la que se ha encontrado documentación, pero nadie nos puede garantizar que, independientemente de su relevancia social, fuera la que diera origen al apellido y por tanto sea el antepasado común de todos los que actualmente lo llevan.

En realidad lo que se nos presenta como el origen del apellido no es más que una parte de la historia de un linaje o familia que usó ese apellido hace siglos, como pudo haber muchas otras de las que no se ha conservado información debido a su menor rango social.

investigacion-apellidoPero estos textos suelen relatar hechos que satisfacen el ego de muchas personas creyéndose descendientes de tal o cual personaje noble, sin pararse a pensar que muy posiblemente no les une ninguna relación de parentesco.

Y puestos a interesarnos por la historia de una familia con nuestro apellido, ¿no es de sentido común centrarnos en la nuestra? Llegados a este punto es obvio que una investigación genealógica ascendente por la rama del apellido partiendo de nosotros mismos es la manera correcta de saber más acerca de nuestro propio linaje.

Finalmente tras el estudio genealógico y a partir de los documentos encontrados de nuestros propios antepasados es posible que lleguemos a la conclusión de que existe realmente parentesco con aquel personaje histórico que aparece en la “historia del apellido” o bien que lo desestimemos completamente.

En el peor de los casos la búsqueda de documentación relativa a nuestros antepasados nos permitirá conocer nuestra propia historia familiar, verdadera y documentada, en lugar de informaciones genéricas.

Mención aparte merecen los escudos heráldicos a los cuales les hemos dedicado otro artículo.

 

Si te ha gustado el artículo, por favor compártelo en tu red social. Muchísimas gracias !!!

 

Genealogía e Internet. ¿Es fiable toda la información?

Desde hace algunos años la genealogía se está convirtiendo en una de las aficiones con más auge, incrementándose año tras año las personas que se interesan por conocer los detalles de su historia familiar.

Sin duda alguna Internet ha contribuido a este crecimiento. ¿Quién no ha tenido alguna vez la curiosidad de teclear su apellido en un buscador?

Son tantísimas las informaciones que la red alberga que conviene distinguir entre aquellas que son generales, las que se refieren a nuestros propios antepasados y las que directamente son falsas.

Veamos los tipos de páginas web donde encontraremos información genealógica:

Páginas de apellidos

Es fácil encontrar al hacer una búsqueda en Google alguna página donde se explica con detalle un supuesto origen de nuestro apellido, incluso citando un personaje noble del que, al parecer, descienden todas las personas con ese apellido.

Bueno, pues sentimos desanimar al lector, pero este tipo de informaciones suelen ser falsas, ya que no es posible afirmar que un apellido tuvo origen en una sola persona, ni mucho menos que esta sea el antepasado común de todas las que lo llevan actualmente.

En el mejor de los casos, se podría decir (y eso es de difícil demostración) que este personaje es el más antiguo del que se tiene constancia escrita como portador del apellido, lo que no significa que fuera el único en su tiempo.

Wikipedia

Es posible que tengamos entre nuestra ascendencia algún personaje que destacó en su época por su profesión, nobleza o cualquier otra circunstancia, hasta el punto que se pueda encontrar información sobre él en libros, artículos y ¿cómo no? En la Wikipedia.

Wikipedia

La Wikipedia es una enciclopedia libre y editada de modo colaborativo, es decir, cualquier persona puede redactar textos y corregir los de otros. En lo que respecta a la información de interés biográfico, o estrictamente genealógico, las entradas de la wikipedia se han convertido en compendios de otros textos publicados en Internet, lo que no hace sino multiplicar el número de veces que se cita una información, sea esta verídica o no.

En Abueling.com tenemos varias experiencias en la búsqueda de documentos personales relativos a personajes históricos en las que lamentablemente, algunos datos como fechas y lugares de nacimiento o defunción recogidas en la wikipedia son erróneas.

Obviamente, debemos entender que la wikipedia teóricamente resume las mejores informaciones sobre un determinado tema disponibles en la red, sin embargo no debemos perder de vista la regla número uno en cualquier investigación genealógica:

Toda información debe estar soportada por un documento que la acredite. La lectura de ese documento debe ser el objetivo final de cualquier genealogista que se precie.

Redes sociales genealógicas

Se trata de plataformas muy intuitivas que posibilitan -en principio gratuitamente- introducir los datos del árbol genealógico para ir completándolo a medida que se consigue más información e incluso enlazarlo con los de otras personas.

Estos programas disponen de buscadores para la localización de antepasados, pudiendo filtrar los resultados por nombre, apellidos, fechas y lugares.

My Heritage - Red social genealógica

La gran difusión de estas redes sociales, sobretodo en el mercado anglosajón, puede convertirse a la vez en un problema a la hora de distinguir entre un antepasado real encontrado en los resultados de búsqueda y una persona que nada tiene que ver con nuestra familia, sino que simplemente coincide en nombre y apellido.

Ante esta disyuntiva, se hace necesario también contactar con la persona que publicó esa información para poder conocer los detalles del ancestro en cuestión y poder evaluar el tema correctamente.

Páginas web personales

Una de las satisfacciones que brinda la genealogía es la posibilidad de compartir la información con otras personas.

Linaje Contreras

En ese sentido son muchos los aficionados que publican en Internet el resultado de sus pesquisas, como un modo de ayudar a otros y ¿por qué no? De contactar con posibles parientes a los que no se conoce.

A priori no podemos saber hasta qué punto la información mostrada en estas webs es verídica, pero siempre podemos ponernos en contacto con el autor para conocer sus fuentes e incluso solicitarle copias de los documentos si realmente existen antepasados en común.

Como ejemplo de fuente fiable, la página web del Linaje Contreras ofrece información seria y bien contrastada documentalmente acerca de dicha familia.

Páginas web de archivos

Numerosos archivos tanto civiles como eclesiásticos permiten en su página web buscar por nombre y apellido documentos conservados en sus fondos.

Portal de archivos españoles

Algunos incluso muestran una imagen digitalizada del documento correspondiente que se puede descargar gratuitamente. Otros muestran un extracto de la información contenida en el documento y ofrecen la opción de solicitar una copia.

El Portal de Archivos Españoles (PARES) es un buen ejemplo de este tipo de páginas totalmente recomendable.Por supuesto, esta fuente es absolutamente fiable puesto que estamos consultando los documentos, fuente primaria de información.

Tipos de investigaciones genealógicas

Cuando nos disponemos a iniciar una investigación genealógica hemos de plantearnos en primer lugar qué tipo de información queremos conseguir. Si clasificamos los estudios genealógicos en función del parentesco o la consanguinidad existente entre las diferentes personas a buscar, encontramos:

·         Estudios de Antepasados

·         Estudios de Descendientes

·         Estudios Mixtos

Estudios de Antepasados

Tienen por objeto la identificación de los ascendientes directos de una persona o grupo de hermanos, es decir, sus padres, abuelos, bisabuelos, etc.
Obviamente es necesario establecer en primer término quién es la persona principal del estudio (normalmente, uno mismo).Estudios de Antepasados

Este tipo de estudios se divide a su vez en:

·         Estudios por línea paterna (o vía agnaticia)
Se pretende identificar la ascendencia por línea de varón (padre, abuelo paterno, bisabuelo paterno-paterno, etc.) y por esa razón son conocidos también como estudios por línea de apellido, ya que en la mayoría de países este se hereda del padre.

·         Estudios por línea materna (o vía uterina)
Se pretende identificar la ascendencia por línea de mujer (madre, abuela materna, bisabuela materna-materna, etc.)

·         Estudios por ramas completas.
Se pretende averiguar todos los antepasados con independencia del lugar que ocupan en nuestro árbol, es decir, tanto por vía paterna como materna, siguiendo las líneas de los cuatro abuelos, ocho bisabuelos, etc.

A diferencia de los estudios por vía agnaticia o vía uterina, en los que se sigue una progresión aritmética en el número de ancestros a medida que retrocedemos en la investigación a generaciones anteriores en el tiempo, en los estudios por ramas completas el número de ascendientes sigue una progresión geométrica, duplicándose en cada generación.

Este hecho, pese a que puede parecer algo obvio, no se tiene en cuenta en muchas ocasiones y representa una sorpresa para muchos aficionados a la genealogía observar como en sólo seis generaciones una persona tiene hasta 126 antepasados directos y en siete generaciones nada menos que 254.

Sin duda alguna este aumento progresivo en el número de antepasados confiere una dificultad añadida a las investigaciones genealógicas por ramas completas, que se suma a la problemática asociada a la antigüedad de los documentos a buscar.

Estudios de Descendientes

Tienen por objeto la identificación de los hijos, los hijos de estos, y así sucesivamente tantas generaciones como se desee. Pueden limitarse a la descendencia de una pareja o bien incluir a todos los descendientes de una persona con las diferentes parejas que haya podido tener a lo largo de su vida.

Estudios de Descendientes

Este tipo de estudios se divide a su vez en:

·         Estudios de descendientes por línea cognaticia
Se pretende identificar la descendencia por línea de varón, ya sean varones o hembras, pero excluyendo a los descendientes de éstas. Por tanto comprende a los descendientes que heredan el apellido en primer lugar.
En ocasiones se limitan a los descendientes varones primogénitos en cada generación.

·         Estudios de descendientes completos (o de parentesco total)
Se pretende identificar la descendencia tanto por línea de varón como de hembra en cualquier generación, siendo todos descendientes directos independientemente del orden de nacimiento y de si heredan o no el apellido principal.

Estudios Mixtos

Tienen por objeto la identificación tanto de la ascendencia como de la descendencia de una persona o pareja. Pueden además ampliarse con los antepasados colaterales, es decir, hermanos o descendientes, e incluso con los antepasados de las parejas de los descendientes.

Estudios genealógicos mixtos

Este último caso sería en realidad una combinación de varias genealogías enlazadas entre sí.

¿Por qué buscar antepasados?

Esquema genealógicoSon muy diversas las motivaciones que pueden llevar a una persona a iniciar un estudio familiar, entre ellas podemos citar las siguientes:

Curiosidad en general o por algún aspecto concreto de la historia familiar

En muchas ocasiones las circunstancias han motivado que existan ciertos aspectos que se desconocen, bien sea debido a la prematura muerte de padres o abuelos o porqué simplemente han caído en el olvido.Algunas veces temas considerados tabú se han intentado ocultar por la propia familia, lo que casi siempre deriva en un mayor interés de la persona por armar el árbol genealógico.
También el común la curiosidad por saber el origen de un apellido poco común.

Interés económico o de pertenencia a un grupo

La posibilidad de acceder a una herencia suscita también el interés de algunas personas por conseguir documentos que demuestren su descendencia de la persona fallecida. Aunque el parentesco sea bien conocido, casi siempre está pobremente documentado con fines a un proceso legal.

La obtención o recuperación de la nacionalidad en un determinado país es otro de los motivos por los que una persona descendiente de inmigrantes inicia su investigación de antepasados. En estos casos es habitual iniciar el estudio mediante la consecución de determinadas pruebas documentales en su propio país para proseguir la investigación en el lugar de origen de los antepasados.

Para otras personas la genealogía ofrece también la posibilidad de acceder a determinadas organizaciones, como pueden ser antiguas órdenes militares, hermandades o cofradías.

Como pasatiempo

Sin ninguna duda la genealogía representa uno de los pasatiempos preferidos por aquellas personas a las que le gusta la historia y disfrutan con los descubrimientos que se consiguen relativos a la propia historia familiar.

Además, el estudio de la Historia Familiar puede extenderse en el tiempo tanto como la persona desee, ya que puede abarcar indefinidas líneas de familiares tanto directos como colaterales y es posible profundizar en el conocimiento de las circunstancias vitales de un antepasado tanto como las diferentes fuentes documentales permitan. Por si eso parece poco el estudio de la historia local ayudará a conocer las circunstancias que vivieron los antepasados.

Cabe destacar también la utilidad de la genealogía como ejercicio de memoria en la prevención de enfermedades mentales asociadas a la tercera edad, como el Alzheimer lo que la convierte en una magnífica actividad para mantener una alta actividad cerebral.

Conocer familiares lejanos

La posibilidad de establecer parentescos con otras personas mediante la identificación de antepasados comunes es otra de las apasionantes virtudes de la genealogía.

¿Quién no ha sentido alguna vez curiosidad por saber si existen familiares desconocidos hasta el momento que vivan en otros lugares, debido a los movimientos migratorios que a la mayoría de familias han afectado en algún momento?

El encuentro entre familiares lejanos, con sus respectivos recuerdos, ha permitido en multitud de ocasiones comprender los detalles de ciertos aspectos que simplemente a través de los documentos no somos capaces de descifrar. Igualmente el intercambio de fotografías antiguas, objetos, documentos provee un carácter muy emotivo a estos encuentros.

Dejar un legado a hijos y nietos

Seguramente usted tiene (o tenía) muchas dudas acerca de sus ancestros más recientes: cómo se llamaban, su origen, sus profesiones, etc… En muchas ocasiones debido a ciertos miedos o tabúes la misma familia ha ocultado esa información, teniendo en cuenta que un par de generaciones son suficientes para que la historia familiar sea olvidada si no está documentada y presente en la mente de los miembros de la familia.

No deje que eso le pase a usted. Conviértase en la persona encargada de indagar acerca de los orígenes familiares y deje esa herencia para que su descendencia pueda conocer sus raíces.
El conocimiento de los acontecimientos que vivieron sus antepasados ayudará a las generaciones venideras a no repetir los errores del pasado.

Encontrar antepasados célebres

¿Existe en su familia la creencia de que descienden de un personaje histórico o famoso?

¡Quizás sea cierto o quizás no! En cualquier caso actualmente no hay razón alguna para la ignorancia, la investigación genealógica de ascendientes servirá para confirmar o desmentir la veracidad de esos rumores que durante tiempo se han transmitido en el seno de la familia.

En el peor de los casos, el estudio de la historia familiar le asegurará un mayor conocimiento de sus antepasados, sin los cuales usted no existiría y de quienes ha heredado algo más que unos apellidos.

Motivos religiosos

La doctrina de algunas religiones, como la de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, más conocida como la de los mormones predica que las relaciones entre los miembros de una familia se pueden prolongar incluso tras su fallecimiento.

Según esta iglesia las familias pueden estar unidas para toda la eternidad, pero para ello es necesario que se realice el sellamiento o bautizo de los antepasados fallecidos.
La investigación genealógica se hace necesaria en estos casos con el objetivo de identificar a los antepasados y conocer los vínculos de parentesco entre ellos, de modo que la persona que promueve su sellamiento pueda bautizarse por ellos.

En la sede principal de los mormones localizada en Salt Lake City, Utah (Estados Unidos) se encuentra la mayor base de datos genealógicos del mundo, accesible en su mayor parte por cualquier persona a través de Internet y en los centros de historia familiar que tienen repartidos por todo el mundo, independientemente de sus creencias religiosas.

Motivos médicos

La recopilación de datos acerca del historial clínico y las causas del fallecimiento de los antepasados más recientes puede ayudar a elaborar el árbol genealógico de la salud familiar con el objetivo de comprender los patrones hereditarios y conocer así las probabilidades de transmitir o contraer una determinada enfermedad por vía genética.

Psicogenealogía y biodescodificación

Las situaciones vividas por nuestros antepasados nos afectan directamente en la actualidad, según demuestra esta ciencia. Tanto para bien como para mal, determinadas circunstancias se transmiten de padres a hijos y conforman el modo de ser de la persona, en ocasiones llegando a provocar comportamientos limitantes en cuanto al desarrollo principal.
El estudio de la historia familiar junto con el análisis transgeneracional puede ayudar a comprender el origen de dichos comportamientos para desligarse de ellos.