Consejos Bodas de Oro

Una celebración de Bodas de Oro es algo que no todas las parejas pueden llegar a vivir, por tanto se le debe dar la importancia que merecen los cincuenta años de vida juntos.

Consejos para organizar unas Bodas de oroAdemás, algunos matrimonios ni siquiera pudieron en su día celebrar su boda adecuadamente debido a unas duras circunstancias económicas, por lo que tener ahora la oportunidad de vivir una celebración con sus seres queridos es algo que les hará mucha ilusión.

Es posible que sea la misma pareja la que decida ocuparse de todo, pero la mayoría de veces son los hijos y nietos los que organizarán la reunión y todo lo que representa.

Su planificación será similar a cualquier otra boda, pero conviene tener en cuenta algunos consejos para organizar con éxito una fiesta de Bodas de Oro:

Las invitaciones

No son necesarias si van a haber pocos invitados o si todos ellos tienen una relación muy próxima a los protagonistas, pero si son recomendables si hay muchos invitados o residen lejos. Son también una forma de evitar confusiones en cuanto al día y la fecha de la celebración del aniversario y un estupendo recuerdo incluso en el caso de que por alguna razón los invitados no puedan asistir al evento.

Es una muy buena idea invitar a familiares o amigos que viven lejos y a los que la pareja no ven desde hace años. Será una estupenda sorpresa para ese día.

La ceremoniaBodas de oro cincuenta años

Si es religiosa puede hacerse en la misma iglesia donde se celebró la boda hace 50 años, y si es posible con el mismo sacerdote y testigos, eso hará que la renovación de los votos sea aún más emotiva.

Puede hacerse también un pequeño acto en el restaurante o local con discursos pronunciados por los hijos o nietos, e incluso con unas palabras de los novios entre sí. Ver frases bonitas para Bodas de Oro y Aniversarios.

El regalo

Las personas mayores tienen en general una escala de valores diferente a la de los jóvenes y eso es algo que muchas veces no se tiene en cuenta al regalar.

A menudo han tenido que pasar por momentos difíciles y sobreponerse a grandes contratiempos para sacar adelante a los hijos, es por ello que para ellos tiene mucho más valor un regalo que les haga sentirse orgullosos de su familia que por ejemplo, un objeto de decoración o una joya cara.

Regalo Bodas de oro emotivo personalizadoUn árbol genealógico personalizado con fotos de sus hermanos, hijos y nietos es un regalo para siempre que les emocionará enormemente.

¿Por qué no proyectar también en el mismo local un vídeo con unas palabras sinceras grabadas dedicadas a la pareja por los asistentes a la boda?

Actualmente esto es algo muy fácil de realizar con cualquier cámara de vídeo casera e incluso móviles. Pueden ser palabras cariñosas, emotivas e incluso divertidas. Seguro que les encanta.

 

El restaurante o local

Una buena elección sería un lugar tranquilo, de fácil acceso y sin demasiadas barreras arquitectónicas para los mayores.

Hay que recordar que lo más importante en este día son las personas, es decir, con quién se come, y no tanto lo que se come. Eso sí, habrá que tener en cuenta las posibles necesidades especiales de las personas mayores en cuanto a alimentos prohibidos o dificultades para masticar.

Quizás sea más conveniente una comida que una cena, de este modo se podrá alargar la celebración sin tener que trasnochar, algo a lo que los protagonistas ya no están acostumbrados.Bodas de oro. Baile de celebración

Si se dispone de un local o una casa suficientemente grande, existe también la opción de contratar un catering.

La música

No puede faltar el baile en este tipo de celebración, pero habrá que adaptar el tipo de música pensando en las diferentes generaciones de invitados. Por esa razón lo ideal es combinar temas antiguos y actuales para que todo el mundo pueda disfrutar.

 

¿Cuál es el regalo ideal para bodas de oro?

La celebración de 50 años de casados es un acontecimiento especial que no todas las parejas alcanzan, por tanto debe celebrarse como la ocasión se merece.

Pareja que celebra las bodas de oroLos matrimonios que llegan a celebrar las Bodas de Oro han vivido el nacimiento de sus hijos, nietos e incluso bisnietos en algunos casos, además de mil historias, alegrías y tristezas juntos.

Son personas mayores, y probablemente tienen, debido a su edad y experiencias en la vida, una escala de valores diferente a la de una persona joven, y por eso suelen dar más importancia a sus emociones, recuerdos y la compañía de la familia, que al dinero, los lujos. y las cosas materiales

Es muy importante tener en cuenta esto a la hora de elegir un regalo para la pareja que celebra las bodas de oro, ya que al fin y al cabo, lo más importante es que les guste a ellos.

La pregunta que hay que hacerse es: ¿Cómo debería ser entonces el regalo ideal para Bodas de Oro?

Independientemente del tema económico, en el que cada familia conoce sus posibilidades, existen una serie de cualidades más que probadas que harán que el regalo sea un éxito. Ténlas en cuenta si quieres acertar:

Sorprendente

Existen objetos de regalo, que por ser demasiado típicos, llegan a ser previsibles. La buena noticia es que esos regalos suelen ser los más caros, por estar hechos de oro, total o parcialmente, como las joyas u ornamentos de decoración. El regalo ideal, por el contrario, debería ser una verdadera sorpresa y por supuesto, no tiene porqué ser dorado necesariamente.

Personalizado

Después de 50 años juntos, los abuelos se merecen no solamente un regalo comprado pensando en ellos, sino un regalo confeccionado especialmente para ellos, tan personalizado como sea posible. Si ninguna duda sabrán apreciarlo.

Emotivo

Las personas de la tercera edad saben más que nadie las dificultades por las que pasa cualquier pareja durante tantos años, y si hay algo que resuma los cincuenta años de vida en común es precisamente el fruto del amor entre dos personas: los hijos, y a sus vez los hijos de éstos. ¿Qué abuelos no se desviven por sus nietos?

Regalo ideal para Bodas de OroEllos saben que lo más importante en la vida no es lo que tienen sino a quién tienen y valoran muchísimo tener una familia unida que les acompañe en este día tan señalado. Lo ideal, por tanto es que el regalo refleje esa unidad familiar.

Un árbol genealógico de toda la familia en el que se aparezca el matrimonio con las fotografías de todos sus descendientes es algo muy emotivo para los abuelos, y lo será aún más si aparecen representados sus hermanos y/o sus padres, aunque sólo sea con sus nombres.

En el caso de preparar el regalo con tiempo de antelación suficiente plantéate la posibilidad de realizar un estudio genealógico. Les hará muy felices recordar o conocer más acerca de sus antepasados.

Original

Piensa en cómo hacer el regalo aún más original. Quizás una bonita dedicatoria o una fotografía de algún lugar especial para la pareja como imagen de fondo para el árbol genealógico…

Perdurable

El árbol genealógico enmarcado ocupará un lugar preferente en la casa y es un regalo para siempre, que les hará revivir de por vida la felicidad del día de la celebración.

Feliz día de los abuelos

Feliz Día de los Abuelos

Hoy, 26 de Julio coincidiendo con la festividad de San Joaquín y Santa Ana, se celebra también el Día de los Abuelos y desde aquí queremos felicitar a todos ellos, fuentes inagotables de paciencia, cariño y amor.

Además compartimos con vosotros este precioso escrito sobre los abuelos. Seguramente, a muchos os servirá para evocar recuerdos posiblemente olvidados sobre las conversaciones, enseñanzas, risas y magníficos ratos compartidos con ellos. Esperamos que os guste:

Nunca volveré a ver mis manos de la misma manera…

El abuelo, con noventa y tantos años, sentado débilmente en el banco del patio, no se movía: solo estaba sentado cabizbajo mirando sus manos.

Cuando me senté a su lado no se dio por enterado, y entre más tiempo pasaba, me pregunté si realmente estaba bien.

Finalmente, no queriendo estorbarle sino verificar que estuviese bien, le pregunté cómo se sentía.

Levantó su cabeza, me miró y sonrió. “Estoy bien, gracias por preguntar”, dijo con una fuerte y clara voz.

“No quise molestarte, abuelo, pero estabas sentado aquí simplemente mirando tus manos y quise estar seguro de que estuvieses bien”, le expliqué.

El abuelo me preguntó: “¿Te has mirado alguna vez tus manos?; quiero decir, ¿realmente te has mirado tus manos?”

Solté mis manos de las de mi abuelo, las abrí y me quedé contemplándolas. Las volteé, palmas hacia arriba y luego hacia abajo.

No, creo que realmente nunca las había observado.

El abuelo sonrió y me contó esta historia:

“Detente y piensa por un momento acerca de tus manos, cómo te han servido a través de los años.

Estas manos, aunque arrugadas, secas y débiles han sido las herramientas que he usado toda mi vida para alcanzar, agarrar y abrazar la vida.

Ellas pusieron comida en mi boca y ropa en mi cuerpo.

Feliz día de los abuelos
26 de Julio. Día de los abuelos

Ellas ataron los cordones de mis zapatos y me ayudaron a ponerme mis botas.

Han estado sucias, raspadas y ásperas, hinchadas y dobladas.

Adornadas con mi anillo de bodas, le mostraron al mundo que estaba casado y que amaba a alguien muy especial.

Mis manos se mostraron torpes cuando intenté sostener a mi hijo recién nacido.

Ellas temblaron cuando caminé hacia el altar con mi hija en su boda y también cuando enterré a mis padres y luego a mi esposa.

Han cubierto mi rostro, peinado mi cabello, lavado y limpiado el resto de mi cuerpo.

Y hasta el día de hoy, cuando casi nada más en mí sigue trabajando bien, estas manos me ayudan a levantarme y a sentarme, y se siguen uniendo para orar.

Estas manos son la marca de dónde he estado y de la rudeza de mi vida.

Pero más importante aún, es que son ellas las que Dios tomará en las suyas cuando me lleve a su presencia”.

Desde entonces, nunca he podido ver mis manos de la misma manera…

Y aún recuerdo cuando Dios estiró las suyas y tomó las de mi abuelo y lo llevó ante su presencia.

Cada vez que voy a usar mis manos pienso en mi abuelo… es cierto que nuestras manos son una bendición.

Hoy me pregunto… ¿qué estoy haciendo con mis manos?

¿Las estaré usando para abrazar y expresar cariño o las estaré esgrimiendo para expresar ira y rechazo hacia los demás?