Origen de los Apellidos Españoles

Origen de los apellidos

¿Cuál es el origen de mi apellido?

Es muy posible que alguna vez te hayas hecho esta pregunta, y realmente no es una cuestión fácil de responder:
Para poder estudiar el origen de los apellidos, en primer lugar es muy interesante conocer a qué categoría pertenecen.
A continuación se puede ver una relación de los diferentes tipos de apellidos según su origen y algunos ejemplos de cada categoría.

Apellidos Toponímicos

Son aquellos apellidos que designan el lugar de nacimiento o de residencia de la persona, pudiéndose tratar de una localidad, un accidente geográfico o una construcción.
Aunque pocos la conservan hoy día, la mayoría de estos apellidos contenían en sus orígenes la preposición “de” (ejemplo: De Burgos), “del” (ejemplo: Del Río) o “de la” (ejemplo: De la Fresneda), “de los” (ejemplo: De los Perales), o “de las” (ejemplo: De las Cuevas).

Algunos apellidos toponímicos son:

• Aragonés
• Aranda
• Arellano
• Arroyo
• Ávila
• Avilés
• Aya
• Barahona / Baraona
• Barranco
• Bilbao
• Bisbal
• Braga
• Burgos
• Carranza
• Castañeda
• Castillo
• Catalán
• Cervantes
• Corral
• Costa
• Cuéllar
• Cuenca
• Cuevas
• Dávila / De Ávila
• Encina
• Fresneda
• Gallego
• Granados
• Hoyos
• Lago
• Laguna
• León
• Linares
• Madrid
• Mansilla
• Manzano
• Marín / Marino
• Miranda
• Montes
• Montilla
• Morata
• Naranjo
• Navarra / Navarro
• Nieves
• Ocaña
• Orellana
• Peña
• Perales
• Pino
• Olmos
• Rivas
• Romero
• Roca
• Sarabia
• Salazar
• Saldaña
• Santander
• Santisteban
• Segura
• Serrano
• Sevilla
• Silveira
• Soria, Soriano
• Soto
• Toledo, Toledano
• Torquemada
• Torrente
• Torres
• Valenzuela
• Valverde
• Vargas
• Vergara
• Villa
• Villalba
• Villanueva
• Villena
• Viñas
• Vitoria
• Zamorano.

Apellidos Patronímicos

Son aquellos apellidos que tienen su origen en el nombre de pila del padre de la persona. La gran mayoría de apellidos españoles patronímicos se formaron añadiendo al nombre el sufijo “ez” (ejemplo: Fernando / Fernández), en Catalunya y Valencia el sufijo “is” (ejemplo: Pere / Peris), en el País Vasco el sufijo “iz” (ejemplo: Lope / Lopiz)

Algunos apellidos patronímicos son:

• Álvarez (Álvar, Álvaro)
• Antolínez (Antolín)
• Antúnez (Antón, Antonio)
• Benítez (Benito)
• Bernardez (Bernardo)
• Bermúdez (Bermudo)
• Blázquez (Blas)
• Díaz, Díez, Diéguez (Diego)
• Domínguez (Domingo)
• Enríquez (Enrico, Enrique)
• Fernández, Hernández (Fernando, Hernán)
• Galíndez (Galindo)
• Gálvez (Galve)
• Garcés, Garcez (García)
• García (García, Garza)
• Giménez, Jiménez, Ximénez, Ximenes (Ximeno)
• Gómez (Gome, Guillermo)
• González (Gonzalo)
• Güemes / Güémez (Gome)
• Gutiérrez (Gutierre)
• Henríquez (Henrique)
• Hernández (Hernán)
• Ibáñez (Iván)
• íñiguez (íñigo, Ignacio)
• Jiménez (Jimeno)
• López (Lope)
• Márquez (Marcos)
• Martínez (Martín)
• Meléndez, Menéndez (Melendo, Menendo)
• Méndez (Mendo)
• Mínguez (Mingo o Domingo)
• Muñoz (Muño)
• Nunes (Nuno)
• Núñez (Nuño)
• Ordóñez (Ordoño)
• Ortiz (Ortún)
• Peláez (Pelayo)
• Pérez, Peris, Peres (Pere, Pero, Pedro)
• Ramírez (Ramiro)
• Rodríguez (Rodrigo)
• Ruiz (Roi o Roy, Ruy, Rodrigo)
• Sánchez, Sáez, Sáenz, Sainz (Sancho)
• Suárez, Juárez, Xuárez (Suero)
• Téllez (Tello)
• Velázquez (Velasco)
• Yagüe, Yágüez (Yagüe o Yago, Santiago)
• Yáñez (Ioan, Juan)

Apellidos formados a partir de profesiones o cargos.

Son aquellos apellidos que identificaban a la persona en función de su oficio, cargo o condición social.

Algunos de estos apellidos son:

• Alcalde, Alcaide
• Alférez
• Ballester, Ballestero, Ballesteros
• Batanero
• Barbero
• Botero
• Caballero
• Carbonero
• Cardenal
• Camarero
• Caminero
• Capitán
• Cantero
• Carpintero
• Carnicero
• Carreiro
• Carretero
• Castillero
• Cerecero
• Cillero
• Conde
• Correa
• Criado
• Cubero
• Duque
• Escrivá
• Ferrer, Ferrero, Ferrufino, Herrera, Herrero
• Guerrero
• Hidalgo
• Jurado
• Labrador
• Manzanero
• Marinero
• Marqués
• Merino (nombre del juez o autoridad de una merindad)
• Melero (mercado de la miel)
• Molinero
• Monje
• Morterero
• Notario
• Ovejero
• Panadero
• Pastor
• Rey
• Rico
• Sabater (en catalán, Zapatero)
• Sacristán
• Saetero
• Sastre, Sartori
• Sillero
• Soldado
• Teixidó (Evolución de Teixidor. En catalán, Tejedor)
• Tejedor
• Tornero
• Vaquero
• Verdugo
• Zapatero

Apellidos formados a partir de rasgos físicos, familiares o morales.

Algunos de estos apellidos son:

• Amor
• Alegre
• Barriga
• Bello
• Blanco
• Bravo
• Bueno
• Cabello
• Cabeza
• Cabezón
• Calvo
• Cano
• Casado
• Castaño
• Cortés
• Crespo
• Delgado
• Descalzo
• Feliz
• Galán
• Gordo
• Grande
• Hermoso
• Leal
• Lozano
• Manso
• Malo
• Moreno
• Nieto
• Pequeño
• Pinto
• Prieto
• Rojo
• Rubio
• Seco

Apellidos relativos a las circunstancias del nacimiento

Son aquellos apellidos impuestos a los nacidos en función de las circunstancias del momento del nacimiento (el mes de nacimiento, el santo que se celebraba ese día, etc.) También incluimos en esta categoría los apellidos con los que se identificaba a recién nacidos de padres incógnitos, muchos de ellos con referencias religiosas.

Algunos de estos apellidos son:

• Abril
• Bastardo
• Buendía
• Diosdado
• De Dios
• Deulofeu (En catalán, Dios lo hizo)
• Expósito
• Iglesias
• Nomdedeu (En catalán, Nombre de Dios)
• San Martín o Sanmartín
• San Pedro o Sampedro
• San Miguel o Sanmiguel
• Temprano
• Tirado

Apellidos de origen incierto.

Son aquellos apellidos referentes a animales, vegetales u objetos. Posiblemente identificaban a las personas que los criaban, cultivaban o fabricaban.

Algunos de estos apellidos son:

• Águila
• Botella
• Borrego
• Buey
• Cebolla
• Conejo
• Cordero
• Cuervo
• Gato
• Gavilán
• Lobato
• Oliva
• Osa
• Palomo
• Raposo
• Tocino
• Toro
• Vaca
• Zorrilla

Busca tu apellido en nuestra base de datos para averiguar cuál es el documento más antiguo que tenemos recopilado en relación a este apellido.

¿Somos parientes por tener el mismo apellido?

La respuesta es No; el hecho de que dos personas usen un mismo apellido no conlleva necesariamente que exista un antepasado común, condición indispensable para que haya consanguinidad (parentesco de sangre).Llevar el mismo apellido no significa ser pariente

Para explicar este hecho es importante conocer el origen de los apellidos:

Existen apellidos toponímicos (procedentes de un lugar). Por ejemplo, dos personas con el mismo apellido Zamorano seguramente descienden de antepasados originarios de Zamora pero está claro que no tienen por qué descender de la misma persona.

El mismo caso se da con los apellidos patronímicos (aquellos que tienen su origen en el nombre del padre).

En castellano, los apellidos terminados en “–ez” se formaron añadiendo esta terminación al nombre de pila del padre. Por ejemplo, el apellido Fernández se formó añadiendo la terminación “–ez” al nombre de pila Fernando.

Por tanto las personas que se apellidan Fernández descienden de un Fernando, pero es lógico pensar que han existido muchos Fernandos a lo largo de la geografía española, es decir, no descienden todas del mismo antepasado.

Igualmente podríamos explicar el caso de los apellidos con origen en las profesiones (por ejemplo Zapatero) o los que definen un rasco físico (como Delgado).

Estudio genético de posibles parientes con el mismo apellido

Recientemente se han hecho públicos los resultados de un interesante estudio elaborado por el Institut de Biologia Evolutiva de la Universitat Pompeu Fabra que ilustra perfectamente el hecho de que no por tener el mismo apellido dos personas son parientes entre sí.

El estudio analizaba el cromosoma Y en una media de 50 hombres para cada uno de los 50 apellidos de origen catalán estudiados. Cabe citar que las conclusiones del trabajo son fácilmente extrapolables a los apellidos de cualquier otro idioma.

¿Por qué sólo se estudian los hombres y el cromosoma Y?

En el genoma, uno dels cromosomas, el cromosoma Y, tiene un comportamiento único: lo tienen sólo los varones y pasa de padre a hijo, de modo que determina la masculinidad.

Los apellidos tienen un funcionamiento similar: aunque obviamente los tienen también las mujeres, el apellido que se termina transmitiendo es el paterno, ya que los nietos de una mujer no llevan sus apellidos

Con este estudio se buscaba responder a las siguientes cuestiones:

¿Porqué hay apellidos más frecuentes que otros?

Podría ser que los apellidos más frecuentes sean aquellos creados más veces, es decir, com más orígenes distintos.

¿Con qué frecuencia el apellido y el cromosoma Y no se heredan juntos?

La adopción, la falsa paternidad, los cambios de apellido o la herencia del apellido materno separan la transmisión del cromosoma Y de la transmisión del apellido. El estudio genético de los apellidos permite cuantificar estas circunstancias.

¿Cuál es el origen en Catalunya de los apellidos valencianos y baleares?¿Qué apellidos tienen un origen autóctono?

Algunos de los apellidos escogidos son especialmente frecuentes en Valencia o las Islas Baleares, zonas geográficas que comparten idioma con Catalunya. ¿Se originaron in situ, o fueron llevados por repobladores? En el segundo caso, ¿en qué zona de Catalunya tienen origen?

¿Eran germanos los fundadores de apellidos patronímicos germanos?

Algunos apellidos tienen su origen en nombres de pila de origen germánico pero ¿realmente sus fundadores eran germanos?

En el mismo sentido, otros apellidos tienen un origen etimológico claramente árabe o hebreo. ¿Eran norteafricanos o judíos los fundadores de estos apellidos?

¿Podemos comprobar el origen geográfico de los apellidos toponímicos gentilicios?

Sería interesante saber si los apellidados Danés eran daneses, los Alemany, alemanes o los Guasch, gascones…

Conclusiones del estudio genético de apellidos:

  • Los apellidos más frecuentes entre la población son los que han resultado tener menos coincidencias genéticas entre sus portadores, de modo que se demuestra que cuanto más frecuente es un apellido más fundadores (u orígenes distintos) tuvo.
  • Por el contrario, apellidos poco comunes (como Balasch), van emparejados con una alta coincidencia genética entre sus portadores, lo que indica que seguramente proceden de un antepasado común en época medieval.
  • Los portadores de apellidos patronímicos con origen en un nombre de pila germánico (como Albert o Grau) no parecen tener una mayor posibilidad de descender de antepasados germanos que cualquier otro grupo de población.
  • Las personas que se apellidan Alemany (cuya procedencia puede parecer alemana) tampoco tienen mayor probabilidad de descender de antepasados alemanes que cualquier otro grupo de población. Más bien el apellido parece tener su origen en el nombre de pila Alaman, encontrado ya en el siglo X.
  • El apellido Roma muestra varios orígenes genéticos y uno de ellos, el establecido en la zona de Lleida, pertenece al haplogrupo R1b-U152, muy frecuente precisamente en el norte y centro de Italia. Curiosamente, los Romà alicantinos son diferentes genéticamente a los Roma, lo que demuestra que se trata de dos apellidos distintos.
  • Algunos apellidos presentes tanto en Catalunya como en las Baleares (como Armengol/Armengual o Calafell) que a priori se podía pensar que procedían de un mismo tronco común se demuestra que tuvieron en realidad diferentes orígenes en cada una de dichas zonas geográficas. En cambio, otros como Cabot si que presentan coincidencias que hacen pensar en un único tronco común entre las personas con este apellido en una y otra zona.
  • Algunos apellidos presentes tanto en Catalunya como en Valencia (como Bonastre) que a priori se podía pensar que procedían de un mismo tronco común se demuestra que tuvieron en realidad diferentes orígenes en cada una de dichas zonas geográficas. Sin embargo, la gran mayoría de personas con apellido Pitarch/Pitart sí que parecen descender de un antepasado común, con origen geográfico en la zona de Castellón.
  • Apellidos toponímicos con referencias al paisaje como Bosch (Bosque/Del Bosque) o Serra (cadena de montañas) presentan una alta diversidad genética, lo que hace pensar en muchos orígenes diferentes.
  • Los apellidos que indican un oficio (como Ferrer/Ferré/Farré/Farrés/Ferrés o Sabater/Sabaté) tienen una alta diversidad genética lo que demuestra que tuvieron muchos “fundadores” distintos.
  • Ocurre lo mismo con apellidos patronímicos derivados de un nombre de pila, como Miquel, Pons, Ricart, Robert/Rubert.
  • Apellidos formados a partir de una característica física, como Roig (en referencia al color rojizo de la piel o el cabello) tienen también más de un origen. En el caso del apellido Ros (Rubio) se da la circunstancia de que un buen número de las personas que llevan este apellido muestran coincidencias genéticas con las personas originarias de los países del norte y este de Europa.
  • Ciertos apellidos (como Comas) aparecen escritos de diversas maneras (Comas, Coma, Comas, Comes) incluso en personas pertenecientes al mismo linaje, es decir descendientes de un mismo antepasado común. Lo que demuestra que se trata del mismo apellido con variaciones u errores ortográficos.
  • Apellidos que a priori podrían denotar un determinado origen geográfico (como Danés) no muestran en realidad coincidencias con el tipo de cromosoma Y más abundante en esa zona (Dinamarca en este caso), por tanto su origen hay que buscarlo en una variación provocada por una similitud fonética, en este caso con la palabra “deners”.
  • Algunos linajes con apellidos que tienen su origen en nombres frecuentes entre los judíos medievales, como Estruch, pertenecen ciertamente a los haplogrupos J2a-M410, J2a-M92 i J2b-M12, que son relativamente poco frecuentes en Catalunya pero que lo son más entre los judíos, de modo que es probable que algunas de estas personas sean descendientes de judíos. Lo mismo ocurre con las personas con apellido Salom, en especial los linajes establecidos en Mallorca.
  • Personas con apellidos con origen etimológico en nombres propios árabes (como Melis, del nombre Mahli) no tienen en absoluto este origen genético. Por contra, el apellido Nàcher, presente en diversas zonas de la Comunidad Valenciana, tiene su origen etimológico en el nombre árabe Naggar, y efectivamente el estudio genético prueba que unos dos tercios de las personas que lo llevan actualmente son descendientes de moriscos.

Por estas razones hay que darle una importancia muy relativa a las informaciones que hablan de un determinado origen geográfico de un apellido concreto, situándolo en un lugar y una época definida.

Dicho esto, sí que es probable, en el caso de pueblos pequeños o aislados, que personas con el mismo apellido sean familiares entre sí. De hecho este caso lo encontramos muy frecuentemente en las búsquedas de antepasados que desarrollamos por encargo de nuestros clientes para la confección del árbol genealógico.

Obviamente, la probabilidad de pertenecer a la misma familia aumenta cuanto más inusual es el apellido.

Aún así, en cualquier caso la única manera de saberlo – y de poder demostrarlo con la documentación correspondiente – es estudiar la genealogía de ambas personas hasta llegar a un ascendiente común.

Una vez conseguido este objetivo se podrá hablar ya realmente de un grado de consanguinidad concreto entre dos familiares.

Por favor, comparte este artículo si te ha gustado. Muchísimas gracias !!!

De dónde viene tu apellido

¿Alguna vez te has preguntado el origen de tu apellido?, ¿Qué significado tiene?

No es fácil encontrar estas respuestas, pero puedes empezar intentando saber a qué categoría pertenece. Aquí te indicamos algunas de ellas con algunos ejemplos clarificadores:Libros

Los apellidos Patronímicos procedían del nombre de pila del padre del nacido. Muchos de ellos se formaron añadiéndoles los sufijo “ez”, “is”, “iz”… Así podemos encontrar, del nombre Martín (Martínez), de Fernando (Fernández), de Sancho (Sánchez)… seguro que os suenan todos ellos.

Los apellidos Toponímicos indicaban el lugar de nacimiento o de residencia de la persona. Se podría tratar de una localidad, una región, una edificación o un accidente geográfico de la zona. Muchos de ellos usaban la preposición ”De” aunque con el tiempo se ha ido perdiendo y ya pocos lo mantienen. Por ejemplo “Linares”, “de la Torre”, “del Manzano”, “del Valle”…

Los que se formaron a partir de profesiones, ocupaciones o cargos sociales. Carnicero, Marqués, Jurado, Pastor, Herrero, Zapatero (Qué curioso llevar el apellido de la profesión de un antepasado…)

También se formaban a partir de rasgos físicos o del carácter como pueden ser: Delgado, Amor, Rojo, Bello, Seco, Pequeño, Moreno, Leal, Cabezón…

Seguro que a todos nos suenan familiares apellidos que nos informan sobre las circunstancias del nacimiento como el mes de nacimiento, el santo que se celebraba ese día, etc. o los que se utilizaban para identificar a recién nacidos de padres desconocidos, muchos de ellos con referencias religiosas (Diosdado, Iglesias, Expósito, De la Cruz, De Dios…)

Y por último los de origen incierto como los  referentes a animales, vegetales u objetos. Posiblemente identificaban a las personas que los criaban, cultivaban o fabricaban, aquí nos podemos encontrar: Águila, Botella, Palomo, Cebolla, Vaca, Zorrilla…

¿Qué apellido conoces que te haya llamado más la atención? ¿Sabes ya el origen del tuyo?

Coméntanos lo que quieras, y si te ha gustado el artículo, por favor compártelo en tu red social favorita. ¡Gracias!