Estás en www.abueling.com > Biblioteca > Humor de Familia

Humor de Familia - Chistes Familiares





Unos padres que estaban esperando su segundo hijo, estaban un día pensando qué nombre le iban a poner. Su otro hijo, de 3 años, escuchaba muy atentamente y cuando sus padres ya tenían decidido el nombre, gritó muy contento:

"Estupendo, entonces ahora vamos a pensar los apellidos".

Junto al cadáver de un suicida se encontró una carta dirigida al Sr. juez, que decía así:

"No culpe a nadie de mi muerte, me quito la vida porque aunque viviera dos días más no sabría quién soy en este mar de lágrimas. Verá Ud., Sr. juez:

Tuve la desgracia de casarme con una viuda. Ella tenía una hija. De haberlo sabido, nunca lo hubiera hecho. Mi padre, para mayor desgracia, era viudo. Se enamoró y se casó con la hija de mi mujer, de manera que mi mujer era suegra de su suegro, mi hijastra se convirtió en mi madre y mi padre al mismo tiempo era mi yerno. Al poco tiempo mi madrastra trajo al mundo un varón, que era mi hermano, pero era nieto de mi mujer de manera que yo era abuelo de mi hermano. Con el correr del tiempo mi mujer trajo al mundo un varón que como era hermano de mi madre era cuñado de mi padre y tío de sus hijos. Mi mujer era suegra de su hija. Yo, en cambio, soy padre de mi madre, y mi padre y su mujer son mis hijos. Además, yo soy mi propio abuelo.

Sr. juez: Me despido del mundo porque no sé quien soy. El cadáver."

Ver árboles genealógicos

Un niño cavernícola llega a la cueva y le da las notas a su padre, que las lee detenidamente. Al rato, dice:

- Mira hijo, que suspendas caza, lo comprendo, porque eres pequeño y todavía no puedes con la lanza. Que suspendas agricultura te lo paso, porque es un rollo y al principio cuesta trabajo cogerle el truco, incluso que suspendas pintura rupestre te lo perdono porque todavía eres pequeño y no coordinas, pero...
QUE SUSPENDAS HISTORIA... ¡¡¡¡¡SI NO LLEVAMOS NI DOS PáGINAS..!!!!!

La abuela pregunta al nieto:
Niño, ¿cómo se llama tu amigo, el alemán que siempre me esconde las cosas?
Y el nieto le contesta:
Alzheimer, abuela, Alzheimer.
La abuela vuelve a preguntar:
¿Y ese otro inglés que me pone tan nerviosa? ¿Cómo se llama?
El nieto le dice:
Parkinson, abuela.
.

Dos borrachos se encuentran en la calle y uno le dice al otro:
- oiga, ¿sabe que a mi todavía no se me quitan las ganas de beber?

A lo que el otro responde:

- yo estoy igual, vamos a mi casa a seguir bebiendo! Es aquí en la esquina!
- pero no puede ser, yo vivo en la esquina.
- no, yo vivo en la esquina.
- no! Que yo vivo en la esquina!
- vamos a ver, llamemos al timbre y veamos quien vive ahí!

Los dos borrachos tocan el timbre, sale una señora y dice:
- mira que bien! Que bien!... Padre e hijo, los dos borrachos!!

Un padre entra en la habitación de su hija y encuentra una carta que dice:

“Queridos papá y mamá, os comunico que tengo novio y he decidió escaparme con él. No os lo he presentado porqué sé que no lo aceptaríais con sus piercings y tatuajes. Además estoy embarazada y queremos tener muchos hijos.
He aprendido que la marihuana no daña a nadie y la vamos a cultivar para nosotros y nuestros amigos, ya que ellos nos proporcionan toda la droga que necesitamos.
Respecto al dinero, voy a trabajar en las películas que unos amigos ruedan en su sótano. Por lo visto puedo ganar 50 euros por escena grabada; No te preocupes mamá, ya tengo 15 años y sé cómo cuidar de mi misma…
Algún día os visitaré para que podáis conocer a todos vuestros nietos. Con cariño, vuestra querida hija.

P.D.: Papi, que es una broma. Estoy viendo la tele en la casa de la vecina. ¡Sólo quería demostrarte que hay cosas peores en la vida que mis notas. ¡Por cierto, las tienes en este mismo sobre!”

Aquí la respuesta del padre…

“Le he dejado leer la nota a tu madre… pero le ha dado un infarto del susto y hemos tenido que ingresarla en el hospital. Ahora los médicos temen por su vida…
Al explicarle el caso a nuestro abogado,  nos ha recomendado que hagamos uso de la figura del repudio, así que has dejado de ser nuestra hija y te hemos quitado del testamento.
Hemos tirado a la basura todas tus cosas y hemos habilitado tu habitación como despacho. También hemos cambiado la cerradura de la casa por lo que tendrás que buscarte otro alojamiento, y no intentes pagar con tarjeta, porque hemos cancelado tu cuenta en el banco.
Usaremos tu dinero y lo que hemos han dado por tus joyas, tu equipo de música y el ordenador para pagar el tratamiento y la medicación de tu madre.
Te deseamos suerte en tu nuevo trabajo, pero por si te falla le he hablado de ti a un tío que conocí en la mili; no sé muy bien a que se dedica, pero le he mandado una foto tuya en la playa y me ha dicho que no tendría problemas para colocar a una chica como tú en algún país del Magreb que él conoce.
¡Que seas muy feliz!

P.D.: Esto también es una broma. Estoy en casa con tu madre, que está perfectamente y riéndose a carcajadas. Sólo quería demostrarte que hay cosas peores en la vida que pasarte las próximas cuatro semanas castigada sin salir de casa, por las malas notas, y sin tele ni ordenador, por la bromita…

El hijo llega a casa a final de curso y le dice a su padre:
- Papá, ¿te acuerdas que me prometiste que si sacaba buenas notas me comprarías la moto?

El padre, muy ilusionado contesta:
- Claro, hijo.

El hijo, a la vez que le entrega el informe le dice:
Pues te vas a alegrar muchísimo, porqué gracias a mi te vas a ahorrar un montón de dinero.

Un padre hablando a su hijo:

- Este reloj perteneció a mi tatarabuelo. De mi tatarabuelo paso a mi bisabuelo, de mi bisabuelo a mi abuelo, de mi abuelo a mi padre, de mi padre a mi, y yo ahora quiero que pase a ti.
Te lo vendo.

En el confesionario:

- Padre, me acuso de que cada vez que veo a un hombre me tiemblan las piernas.

- Pero, cuantos años tienes, hermana?

- 84.

- ¡Ah! Entonces no te preocupes, que eso es reuma.

El padre mira la factura del colegio de su hijo y le dice:

- Nunca pensé que tus estudios fueran tan caros.

- Y eso que soy de los que menos estudian...

Un matrimonio van en coche enfadados cuando pasan por un campo de cabras. En ese momento le dice el hombre a su mujer:

- Mira, familiares tuyos.

Ella responde:

- Si, mis suegros.

Le pregunta la nieta a la abuelita:

- Abuelita ¿Qué es un amante...?

- ¿Amante...? ¡Amante....! ¡Espera un momento...!

Saca la abuela una llave, abre la puerta de su ropero... y cae al suelo un esqueleto.

En un autobús repleto de viejecitos, en una gira especial a Lourdes para gente de tercera edad, una viejecita le toca el hombro al chofer y le brinda un buen puñado de cacahuetes sin cáscara.

El chofer sorprendido le da las gracias y se los come con agrado.

Cinco minutos después, la abuelita repite, el chofer vuelve a agradecerle el gesto y se come los cacahuetes.

Cinco minutos mas tarde, la anciana viene con otro puñado.

El chofer ya no puede comer más y le pregunta:

- Dígame abuelita, es muy gentil de su parte atiborrarme de cacahuetes, pero ¿usted no cree que, a lo mejor, sus cuarenta amigos y amigas querrían también unos pocos?

- ¡ No se preocupe joven!, no tenemos dientes para masticarlos y sólo chupamos el chocolate que los recubre!

La mamá de Jaimito le enseña orgullosa la foto de boda.

- Este es papá.

- ¿Es éste?, y entonces, ¿quién es el calvo y gordo que vive con nosotros?

Un padre de familia esta en el lecho de muerte, y al rededor de la cama se encuentra su apenada esposa, sus tres hijos y la novia de uno de ellos. El padre agonizante, le dice al primero:

- A ti Luis, te dejo, todos los apartamentos de la Calle El Sol.

El hijo muy agradecido le dice:
- Que Dios te bendiga Padre.

- A ti Antonio, te dejo, todos los apartamentos de la Calle Tutor.

El hijo muy agradecido le dice:
- Que Dios te bendiga Padre.

- A ti Pedro, te dejo todos los apartamentos de la Calle Penumbra.

El hijo muy agradecido le dice:
- Que Dios te bendiga Padre.

En esto que la novia de Pedro, le dice admirada:
- No me habías dicho que tu padre era millonario...

- No, era repartidor de leche...

Un chaval de unos doce años está en el Bernabéu en localidad preferente fumándose un puro y disfrutando de la final de copa.

- Pero chico, ¿Cómo es que vienes solo?

- Es que mi madre está de viaje y mi padre debe estar loco.

- ¿Y eso?

- Nada, que estará loco buscando la entrada y el puro.

Dos viejecitos sentados en un parque:

- Pues me ha empezado a doler la pierna derecha.

- Eso es de la edad.

- Que dices, la izquierda tiene los mismos años y no me duele...

Una niña le pregunta a su abuelita:

- Oye abuelita, ¿cuántos dientes tienes?

- Ni uno sólo.

- ¡Uy, qué bien! Entonces guárdame tú mis caramelos.

Una mujer se levanta por la mañana, despierta a su marido y le dice:

- Cariño, he tenido un sueño maravilloso. He soñado que me regalabas un collar de diamantes por mi cumpleaños. ¿Qué querrá decir?

- El marido le contesta: "Lo sabrás en tu cumpleaños..."

Llega el día del cumpleaños de la esposa y el marido entra en casa con un paquete en la mano. La mujer, emocionada, se lo quita de las manos, rasga nerviosa el papel, abre rápidamente la caja y encuentra un libro titulado:

- El significado de los sueños.

- ¡Qué aburridos son ahora los programas de la tele!

- Abuelo, que no es la tele, que estas mirando el microondas.

él dijo: ¿Me amas solo porque mi padre me dejó una fortuna?
Ella dijo: No, querido. Yo te amaría sin importar quién te la dejó.

Dos matrimonios de vejetes; el marido del matrimonio A dice:
- Pues he ido al médico y me ha recetado unas pastillas para la memoria buenisimas.

Matrimonio B:
- ¿Y que médico es ese?

Marido matrimonio A a su mujer:
- Esto como se llamaba... esto... si lo tengo en la punta de la lengua.... ¿Como se llama esa Virgen, si hombre, esa que esta en Cataluña y es negra...como se llama....?

Matrimonio B:
- Montserrat?

Marido matrimonio A dirigiéndose a su mujer:
- Eso es! Montserrat, ¿te acuerdas tú como se llamaba el médico?

A un abuelo le preguntan:

- ¿Y usted cuántos años tiene?.
- 105
- Pero eso es increíble, a que cree que se debe?
- Bueno, deje de fumar el año pasado.

- Mi amor, hoy día estamos de aniversario de matrimonio, ¿por qué no matamos un pollo?

- ¿Y qué culpa tiene el pollo? ¿Por qué no matamos a tu hermano que fue el que nos presentó?

Una pareja de ancianos entra en la oficina de un abogado.

- Buenos días, ¿que puedo hacer por ustedes?
- Verá, es que queremos divorciarnos.
- ¿Qué? ¿Pero cuantos años tienen ustedes?
- 96 y 98.
- ¿Y cuanto tiempo han estado ustedes casados?
- 75 años.
- Pero perdonen, es que no lo entiendo, ¿por qué han esperado tanto tiempo antes de divorciarse?
- Es que pensamos que sería mejor esperar a que todos nuestros hijos se hubiesen muerto.

Una ancianita esta muriéndose, y su hijo esta al lado.

- Hijo, ¿he sido una buena madre para ti ?
- Claro que si; yo era el único niño de ocho meses capaz de cambiarse solo sus pañales.

- Dame vino para el abuelo.

- ¿Tinto o blanco?

- Da igual, para lo poco que ve...

Una pareja de recién casados se van de viaje de novios; el marido acaba de sacarse el carnet, pero sin embargo va bajando por una montaña a una velocidad impresionante. La mujer está asustadísima, y le dice:

- Mariano, corre menos, ¡que cada vez que tomas una curva tengo que cerrar los ojos de puro miedo!

- Ah, ¿tú también?

Se encuentran dos amigos y dice uno:

- No sé qué hacer con mi bisabuelo, se come las uñas todo el tiempo.
- Al mío le pasaba igual, y le quite la manía en un momento.
- ¿Cómo? ¿Le amarraste las manos?
- No, le escondí la dentadura.

Discutían tres tipos sobre sus antepasados, el primero decía:
- En mi terreno cavaron 1.000 metros hacia abajo, y encontraron cables de telégrafo, por lo que llegamos a concluir que mis antepasados hace 1.000 años tenían telégrafo.

"Ahhh", dicen los amigos.
- Eso no es nada- dice uno de ellos-, en mi terreno cavaron 1.500 metros y encontraron cables telefónicos y concluimos que mis antepasados hace 1.000 años, ya tenían teléfono.

"Ahhhh", exclamaron los amigos.

El último, como no tenía nada que decir, exclamó:
- En mi terreno cavamos 2.000 metros y no encontramos nada.
- ¿Y a qué conclusión llegaron? -exclamaron los amigos.

Y él respondió:
- Que hace 1.000 años mis antepasados ya tenían teléfonos móviles.

- Pues ahora que tengo 60 años, sigo haciendo las mismas cosas que hacia cuando tenia 20.
- Pues debías ser un vago de cuidado.

Esto es una viejecita que va al supermercado y le pregunta al señor de la tienda:
- Señorito, ¿me puede decir si estas gambas son de confianza?

Va el señor y le dice a la pobre viejecita:
- Fijese si son de confianza que llevan 4 meses con nosotros!!

Un matrimonio después de la visita de unos amigos:

- Me fastidia que siempre estés hablando mal de las suegras.
- ¿De qué te quejas? Al fin y al cabo, no hablo mal de la tuya, sólo de la mía.

Va una cigüeña volando por el cielo con el clásico pañolón colgado del pico, sólo que en vez de un bebé lleva un anciano como de 80 años.

Grita el anciano:
- ¡¡¡¿¿VAS A RECONOCER DE UNA VEZ QUE TE HAS PERDIDO...??!!!

Había en un pueblo, un padre exageradamente orgulloso de su mujer por haber tenido seis hijos, tanto que la llamaba madre de seis, esto a su esposa le molestaba muchísimo, y un día que se encontraban en una boda le grita el esposo para que todos escucharan:

- ¿Ya estás lista para irnos, madre de seis?

Con furia su esposa contesta:
- Claro que sí, padre de cuatro.

Un anciano de 90 años llega al médico para su chequeo de rutina. El doctor le pregunta:

- ¿Cómo se siente?
- ¡Nunca estuve mejor!, mi novia tiene 18 años, ahora está embarazada y vamos a tener un hijo.

El doctor piensa por un momento y dice:
- Permítame contarle una historia: Un cazador que nunca se perdía la temporada de caza, salió un día tan apurado de su hogar, que se confundió tomando el paraguas en vez del rifle. Cuando llegó al bosque, se le apareció un gran oso, el cazador levantó el paraguas, le apuntó al oso y disparó. ¿A que no sabe qué pasó?
- No sé, responde el anciano.
- Pues el oso cayó muerto frente a él.
- ¡Imposible!, exclama el anciano, alguien más debe haber disparado.
- ¡Pues claro hombre, a ese punto quería llegar!

Querido nieto:

El otro día tuve una experiencia religiosa muy buena, que quiero compartir contigo. Fui a la librería cristiana y allí encontré una calcomanía para el coche que decía:

"TOCA LA BOCINA SI AMAS A DIOS".

Dado que había tenido un día muy malo, decidí comprarla y pegarla en el parachoques de mi coche. Al salir conduciendo, llegué a un cruce de dos avenidas que estaba muy complicado, con muchos coches. La temperatura exterior era de 37 grados y era la hora de salida de las oficinas. Allí me quedé parada, porque la luz estaba roja, pensando en el Señor y como El es bueno. No me di cuenta que la luz se había puesto verde, pero descubrí que muchos otros aman al Señor porque inmediatamente comenzaron a sonar las bocinas.

La persona que estaba detrás de mi auto era sin duda muy religiosa, ya que tocaba la bocina sin parar y gritaba:

DALE, POR EL AMOR DE DIOS.

Dirigidos por el, todos hacían sonar la bocina. Yo les sonreí y los saludaba con la mano a través de la ventanilla. Vi que otro muchacho me saludaba de una manera muy particular levantando solo el dedo medio de la mano. Le pregunté a otro de mis nietos, que estaba conmigo, que quería decir ese saludo. Me contestó que era un saludo Hawaiano de buena suerte. Entonces yo saque mi mano por la ventana y salude a todos de la misma manera. Mi nieto se doblaba de la risa, supongo que por la bella experiencia religiosa que estaba viviendo.

Dos hombres de un coche cercano, se bajaron y comenzaron a caminar hacia mi coche, creo que para rezar conmigo o para preguntarme a que templo voy. Pero en ese momento fue que vi que la luz estaba verde. Entonces salude a todos mis hermanos y hermanas y pase la luz.

Luego de cruzar, note que el único coche que había podido pasar era el mío, ya que la luz volvió a ponerse en roja, y me sentí triste de dejarlos allá después de todo el amor que habíamos compartido.

Por lo tanto, paré el coche, me baje, los salude a todos con el saludo hawaiano por última vez y me fui.

Ruego a Dios por todos esos buenos hombres y mujeres.

Dos agricultores:

- Vaya, ¡otra vez los cuervos se me han comido la cosecha!

- Pero hombre, haz como yo, pon un espantapájaros.

- Si ya lo pongo, pero como si nada.

- Lo que tienes que hacer es pegarle una foto de mi suegra.

- ¿Y eso es efectivo?

- Mira, a mi los cuervos no solo no se me han comido la cosecha, sino que me han devuelto la del año pasado.

- Abuelita cierra los ojos.

- ¿Y por qué quieres que cierre los ojos?

- Porque papá ha dicho que cuando tu cierres los ojos, seremos millonarios.

Un anciano muere y va la cielo. Allí es recibido por San Pedro.
- ¿Me puede decir cómo se llama?
- Pues, es que no me acuerdo.
- A ver, le pondré algunos nombres, y me dice si le suenan. ¿Carlos? ¿Luis? ¿Juan? ¿Antonio?
- No creo que no, ninguno me suena, aunque podría ser uno de esos.

San Pedro, desesperado, va a ver a Jesús, al que le cuenta el caso del anciano. Entonces Jesús acude a hablar con él.
- Mire, le haré unas preguntas, intente recordar, ¿de acuerdo?

El anciano asiente.
¿En qué trabajabas?
- Creo que era carpintero.
- ¿Estabas casado?
- Creo que sí, era una mujer muy buena, casi un santa, creo recordar.
- ¿Tenías hijos?
- Sí, uno, pero era muy independiente.

Entonces Jesús llora de alegría, y corre a abrazar al anciano.
- ¡Papá, soy yo tu hijo!

Entonces el anciano llora también y exclama emocionado.
- ¡Pinocho!

Un viejo estaba sentado en un banco en un centro comercial cuando un joven se le acercó y se sentó también en el banco.

El chico tenía el pelo revuelto y de diferentes colores (verde, rojo, naranja, azul y amarillo) y el viejo se lo quedó mirando fijamente, por lo que el joven le dijo.
- ¿Qué pasa, abuelo, nunca hiciste nada salvaje en tu vida?.

Y el viejo va y le responde:
- Bueno, una vez me emborraché y practiqué el sexo con un loro, por lo que estaba pensando si tu serías mi hijo.

- ¿Por cuánto me compras a mi suegra?
- ¿Tu suegra? Por nada.
- De acuerdo, trato hecho.

Una pareja de ancianos esta visitando a otra pareja para la cena. Las dos mujeres se van a la cocina por un momento, dejando conversar a los hombres.

Uno de los hombres le dice al otro: Mi señora y yo fuimos el a un agradable restaurante la otra noche.
- ¡Qué bien! - Dice el otro, y pregunta:
- ¿Cómo se llamaba?

él responde:
- No me puedo acordar, ¿cuál es el nombre de esa flor roja que tiene espinas alrededor?
- ¿Una rosa? - responde el otro.
- Si, eso es - dice enérgicamente. Entonces la mira hacia la cocina y grita:
- ¡Rosa! ¿cuál era el nombre del restaurante al que fuimos la otra noche?

- Suegra, ¿usted cree en la reencarnación?

- Pues claro que sí.

- Y dígame, si usted se muere, en que animal le gustaría reencarnarse?

- Pues a mí siempre me han gustado las serpientes.

- No vale repetir, no vale repetir!

El médico se dirige a un tipo que estaba en la sala de espera:
- Señor, le tengo una mala noticia: su madre, la que ayer se encontraba internada, ha…
- No, esa no era mi madre, era mi suegra.
- ¡Ah, entonces le tengo una buena noticia!

Una paciente de sesenta años le pregunta al doctor:
- Oiga doctor, cuando subo la pendiente para llegar a mi casa me fatigo muchísimo, ¿Qué me aconseja tomar?

Y el médico le responde:
- Un taxi, señora.

- El otro día vi a tu suegra y...

- ¡Alto ahí! No se dice "suegra", se dice "madre política"

- Pero si la política es un asco.

- Por eso mismo.

Una pareja se va a casar, él tiene 90 años y ella 85, entran en una farmacia y el novio le pregunta al farmacéutico:
- ¿Tiene remedios para el corazón?
- Sí - contesta el farmacéutico.
- ¿Y remedios para la presión?
- Sí.
- ¿Y remedios para la artritis?
- Sí, también tenemos.
- ¿Y remedios para el reumatismo?
- Sí.
- ¿Y Viagra?
- Sí, también.
- ¿Y remedios para el colesterol?
- Sí, también, tenemos de todo.

Entonces el novio mira a su novia y le dice:
- Querida, ¿qué te parece si ponemos la lista de bodas aquí?

- Oye, ¿pero a ti no te cae mal tu suegra?

- Sí.

- Y entonces, ¿por qué llevas su foto en la pitillera?

- Es que estoy intentando dejar de fumar.

Un asmático sube con problemas 5 pisos, llama a la puerta le abren y dice:
- Doctor, tengo mucha asma, ¿Qué me recomienda?
- Fácil, no fume, no beba, descanse y cómprese unas gafas.
- Y, ¿Qué tienen que ver las gafas con el asma?
- Son para que encuentre la casa del doctor, que está abajo, yo soy albañil.

- Oye, ¿tú sabes cual es el castigo natural por ser bígamo?

- El tener dos suegras.

Una mujer le dice a su marido:
- ¡Cariño! ¡Mi madre se va a tirar por la ventana!
- ¡Corre, toma las llaves y aparta el coche!

Dos novios en la feria:
- Mariano, me llevas a subir a la noria?
- Mejor vamos a ver a tu madre, que marea lo mismo y es gratis.

Quizás también te interese:

¿Tienes preguntas?

Contacte por teléfono 933 33 97 34

TEL. INT: +34933339734

LiveZilla Live Chat Software
Preguntas Frecuentes
Correo Electrónico
Formulario de Contacto
Asistente de Productos
Hazte fan en Facebook



  © Copyright Abueling.com 2007-2014
Árbol Genealógico  |  Mapa del Sitio  |  Trabaja con nosotros  | Aviso legal